21 de agosto
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
18°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
sábado 22 de abril de 2017, 13:02

Denuncian a supuesto policía gatillo fácil

Familiares de un joven de Tacuati, departamento de San Pedro, denuncian un posible caso de gatillo fácil ocurrido en esta comunidad en marzo de este año, cuya víctima está internada de gravedad en el Hospital Regional de Concepción.

Por Justiniano Riveros | Concepción

Según Justa Melgarejo, abuela de Sandro Tomás Araújo Sanabria, de 26 años, el 30 de marzo a las 5.30, aproximadamente, cuatro efectivos policiales de la Comisaría de Tacuati allanaron, supuestamente sin orden judicial, la vivienda del joven. Luego de verificarse todo el recinto, la víctima, que regresaba de la casa de su madre, dio vuelta en el camino para retornar y recibió un disparo con arma de fuego, posiblemente metralleta G3.

La mujer contó que dos de los uniformados huyeron, pero los demás alzaron al joven herido en la camioneta y lo derivaron a Horqueta, luego a Concepción. "Sin orden judicial allanaron e hirieron sin motivo a mi nieto, que ahora está en mal estado", explicó la mujer.

Gricelda Araújo, hermana de la víctima, indicó que lamentablemente la actuación policial deja mucho que desear, porque fueron con la intención de matar a su hermano. "Evidentemente, la intención era liquidarle a mi hermano, por eso le dispararon y ahora exigimos justicia", comentó.

Los familiares ya recurrieron a un abogado y entablaron denuncia contra los uniformados, a quienes lograron identificar.

La víctima ya fue intervenida quirúrgicamente en tres ocasiones y cada día empeora su situación, a consecuencia de la bala que afectó a varios órganos.

Según averiguaciones realizadas, el joven contaba con prisión domiciliaria porque estaba investigado por un caso de robo agravado. Sin embargo, no hubo explicación sobre el motivo de la violenta actuación policial, ya que el jefe de la comisaría, Edgardo Peralta, no respondió las llamadas.