10 de diciembre
Sábado
Poco nublado con tormentas
21°
28°
Domingo
Parcialmente nublado
20°
30°
Lunes
Mayormente nublado
22°
32°
Martes
Mayormente nublado
21°
31°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
viernes 28 de octubre de 2016, 21:41

Denuncian extorsión y agresión policial en Caaguazú

Dos hombres denunciaron que fueron agredidos por agentes policiales este domingo a la altura del kilómetro 186 de Caaguazú. Aseguraron que fueron aprehendidos y extorsionados por los policías que actuaron de civil, sin contar siquiera con orden judicial para proceder. Señalaron además que "ligaron con cables".
Juan Ramón Contrera Chávez es una de las presuntas víctimas de este suceso, el otro es hermano suyo, Pedro Fabián Contrera. Ambos hombres fueron sorprendidos por agentes de Investigación de la Policía Nacional el domingo y, a golpes, detenidos e imputados por robo agravado.

Contrera comentó a UH que no sabía lo que estaba pasando y menos aún por qué estaban siendo agredidos por extraños que nunca se identificaron.

Según el denunciante, su hermano Pedro fue en la mañana del domingo hasta su casa para decirle que quería vender su teléfono celular para comprarse una máquina para soldar.

Juan le propuso publicar en una página de compra venta de Facebook una foto del celular, comentando que estaba siendo ofertado por G. 700.000. Así lo hizo, cuando una mujer identificada como Natalia Cristaldo se mostró interesada en comprar el teléfono.

WhatsApp Video 2016-10-28 at 1.34.43 PM.mp4

Juan y Natalia intercambiaron números telefónicos y concretaron dónde podrían encontrarse debido a que la mujer dijo que quería ver el teléfono antes de comprarlo. Tras una negociación entre ambos, Juan y Pedro decidieron ir hasta un lugar público para mostrarle el equipo. Era frente a un puesto de yuyos, según el testimonio del denunciante.

Cuando los hombres llegaron al sitio, en un auto de la marca Toyota Alex se acercaron a ellos unos seis hombres e intentaron detenerlos. Luego de propiciar gritos, golpearon a Pedro y luego a Juan. En ese ínterin llamaron a otros hombres que estaban a bordo de una camioneta, aseguró el supuesto agredido.

Todo sucedió alrededor de las 11.00 del domingo, según el relato de la presunta víctima. Luego de los golpes, los desconocidos subieron a los hombres a una camioneta blanca y los llevaron a la fuerza a una oficina policial supuestamente de agentes de investigación.

"Uno de ellos me agarró del cuello y me quiso meter al vehículo. Me apretaron por el asiento, le patearon a mi hermano y a los dos nos llevaron cerca de la comisaría a una pieza que era de ellos", comentó.

Según el relato, los hombres, que finalmente dijeron ser policías, lo golpearon con cables por todo el cuerpo y lo obligaron a que se arrodille para pedir perdón. Él, sin tener otra opción, lo hizo, igual que su hermano, explicando que no sabían por qué estaban ahí ni que ellos eran agentes policiales.

"Cuando nos detuvieron y nos metieron dentro de una pieza, nos colocaron una bolsa de marihuana cerca de nuestras manos y sacaron foto con un celular", dijo.

CONFUSIÓN POR CELULAR. Juan alega que el celular no es robado y que inclusive ya presentaron todos los documentos que anulan la posibilidad de que se denuncie como robado. Pese a esto, ambos fueron imputados por robo agravado y quedaron detenidos hasta el martes pasado.

"Solo queremos que las cosas se aclaren, que la mujer que denunció como robado el celular y dijo que el nuestro era suyo, diga la verdad para que nuestro apellido quede limpio de nuevo. No somos ladrones", refirió.

"Esta es una red que trabaja para extorsionar a las personas, usan a conocidos o parientes como supuestas víctimas para sacarle dinero a la gente que trabaja. Nos pidieron dinero, diciendo que así todo podría solucionarse", arremetió.

Por este caso los hermanos Contrera deben afrontar una investigación aunque presentaron a tiempo los documentos de la compra del celular, la cual fue adquirida de un centro comercial, explicaron.