25 de mayo
Miércoles
Lluvioso
19°
25°
Jueves
Lluvioso
17°
25°
Viernes
Cubierto
13°
24°
Sábado
Parcialmente nublado
10°
21°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Nacional
miércoles 17 de mayo de 2017, 10:20

Deforestación amenaza a pueblos ayoreos no contactados

La deforestación sigue amenazando el bosque nativo chaqueño; por ende, también a ayoreos silvícolas no contactados en las zonas del Chaco paraguayo y boliviano, según el informe que presentará la Iniciativa Amotocodie este miércoles a las 19.00 en El Granel.

La Iniciativa Amotocodie presentará el informe sobre la situación de los ayoreos aislados en Bolivia y en las zonas fronterizas con Paraguay este miércoles, desde las 19.00, en el local de El Granel, ubicado sobre Juan de Salazar 372.

El documento presenta una investigación detallada y cotejada sobre testimonios y señales que confirman la presencia de ayoreos silvícolas no contactados en las zonas del Chaco paraguayo y boliviano.

Estos nativos se encuentran constantemente amenazados en su vida y territorio. La deforestación del bosque nativo chaqueño, debido al agronegocio, impulsó la destrucción del mundo ayoreo. Entre 2015 y 2016 en la región del Gran Chaco Americano se produjo la mayor deforestación promedio a nivel mundial. El territorio ayoreo fue el que recibió el mayor impacto.

Mediciones realizadas por la oenegé Guyra Paraguay dan cuenta de que el promedio anual se acerca cada año a 400.000 hectáreas.

Esto representa para los aislados "una irrecuperable pérdida de su hábitat y el aumento exponencial a situaciones de riesgo, que van desde el desplazamiento forzado hacia otras áreas a situación de contacto no deseado, contagio de enfermedades, pérdida de soberanía alimentaria y muerte física", según señalan desde Iniciativa.

Segmentos de la población viven en bosques sin contacto sostenido con personas fuera de su mundo, lo que incluye a los ayoreos que fueron contactados y sedentarizados. Los no contactados están con "aislamiento voluntario" o "aislados", según convenciones internacionales.