3 de diciembre
Sábado
Nublado con chubascos
21°
27°
Domingo
Mayormente despejado
20°
31°
Lunes
Mayormente despejado
23°
35°
Martes
Parcialmente nublado
23°
33°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
Deportes
miércoles 7 de septiembre de 2016, 01:00

Catastrófica caída

Por Héctor Latorre

hectorlatorrec@gmail.com

Este tropezón estaba en el presupuesto, pero no con el marcador tan abultado que se registró anoche. Todos sabemos que en los partidos por las Eliminatorias los tres puntos se deben dejar en casa y Uruguay hizo lo que todo equipo ambicioso debe hacer: salir a presionar y buscar los goles en los primeros minutos.

Paraguay trabajó mucho sobre el planteamiento que plasmó ayer dentro del campo, mas Luis Suárez y Edinson Cavani se pusieron las pilas y, alentados por su público, sacaron fuerzas y mostraron toda su calidad.

Suárez tiene una gran calidad futbolística y no huye de los contactos físicos. Ganó un balón a lo guapo y allí estaba para la definición su compadre.

Uruguay movió mejor el balón e hizo que la Albirroja no tuviese en su poder por mucho tiempo el esférico.

La Celeste manejó mejor los tiempos y en el medio el que le daba claridad al fútbol era un Egidio Arévalo Ríos expeditivo y preciso.

Cristian Rodríguez aprovechó a córner y alargó la diferencia a favor de los charrúas.

Pablo Aguilar le cometió una falta Suárez dentro del área y posteriormente él mismo se encargó de canjear el disparo por el gol.

GOLPEÓ DE NUEVO. Cuando la Albirroja mostró una interesante recuperación, la calidad de Suárez nuevamente hizo su efecto determinante, pues el movedizo e inquietante futbolista ganó por la izquierda y cedió el balón para Cavani. Este empujó el esférico con la cabeza y fue a festejar con sus compañeros a un costado del banderín.

Uruguay mostró un mejor accionar colectivo durante todo el desarrollo del partido. Mientras Paraguay trabajó bien el comienzo, pero no pudo aguantar la presión y el ritmo que impuso el adversario.

LO QUE VIENE. El resultado de anoche no debe significar una desmotivación para nadie, porque Paraguay demostró que de local es fuerte y mantiene ese prestigio. Por lo tanto, debe servir para sacar conclusiones positivas, pues esta Selección cuenta con argumentos futbolísticos convincentes como para mantener intacta esa ilusión de estar en el Mundial de Rusia. Eso sí, ahora lo fundamental es capitalizar todos los puntos que disputamos siendo de locales en el estadio de los Defensores del Chaco. Hay que seguir con la misma confianza y optimismo que nos inundó antes del encuentro de anoche en Montevideo, debemos respaldar a este grupo de futbolistas jóvenes.