21 de agosto
Lunes
Parcialmente nublado
21°
Martes
Despejado
18°
26°
Miércoles
Despejado
23°
33°
Jueves
Despejado
23°
35°
Avatar
Avatar
Bienvenido,
Cerrar Cerrar
Cerrar
Login/Registración
Búsqueda
Cerrar
ETC
martes 6 de junio de 2017, 19:07

Cachemira de cabras brasileñas es la de mejor calidad del mundo, dice estudio

La cachemira producida por las cabras brasileñas, pese a que aún no es conocida ni ofrecida comercialmente, es la más fina y de mejor calidad del mundo, según un estudio de investigadores brasileños divulgado hoy por la estatal Agencia Brasil.
EFE

Según la responsable del estudio, la especialista en microscopía electrónica y doctorada del Instituto de Zootecnia de la Universidad Federal Rural de Río de Janeiro (UFRRJ) Lia Souza Coelho, la calidad de la cachemira de las cabras brasileñas supera la de países tradicionalmente productores como China, Nepal, Mongolia, Afganistán e Irán.

"No hay nada más fino comparado con nuestra cachemira, de las cabras nacidas en Brasil", explicó la especialista en declaraciones a la agencia.

El motivo que explica la mejor calidad de la cachemira brasileña es el espesor de la fibra, que tiene una media de 8,46 micrómetros, mientras que la de Nepal, la considerada más fina hasta ahora, tiene unos 12 micrómetros de media. Un micrómetro equivale a un milésima parte de un milímetro.

Pese a sus características, la cachemira brasileña no se encuentra todavía en el mercado, aunque se calcula que podría ser vendida por un valor hasta cinco veces superior al de las otras.

La mejor raza productora de fibra de cachemira es la Boer, de la caprinocultura de corte.

"Todas tienen una media muy buena, pero la cabra de la raza Boer tiene una producción de cachemira más de 10 veces superior a la de las otras razas", aseguró la especialista, quien citó a continuación las razas lecheras Alpina y Saanen.

Cada animal puede llegar a producir un kilo de fibra anual, lo que podría suponer para el creador una renta de 3.500 reales (unos 1.075 dólares) por cada animal, ante los 150 reales (unos 46 dólares) de media por animal, que son vendidos para consumir su carne.

La cachemira brasileña ya tiene 14 depósitos de patentes en el Instituto Nacional da Propiedad Industrial (Inpi).