Política

ZI decide destino de otros imputados por corrupción

 

El senador de Honor Colorado Javier Zacarías Irún fue uno de los que decidieron votar el jueves pasado por el tratamiento sobre tablas de la pérdida de investidura del abdista Rodolfo Friedmann, que fue una propuesta de otro colorado, Enrique Riera.

El cartista tiene denuncias y varias imputaciones por hechos de corrupción por el clan que conformó en Ciudad del Este cuando estuvo al frente del Municipio y posteriormente su esposa Sandra McLeod.

Sin embargo, orondamente el parlamentario decide la destitución de sus pares, ahora Friedmann, y anteriormente en el caso de Oscar González Daher, Jorge Oviedo Matto, Víctor Bogado, Dionisio Amarilla y el último Paraguayo Cubas.

El ex gobernador de Guairá y ex ministro de Agricultura podría ser expulsado el próximo jueves, mientras que Zacarías Irún sigue campante ocupando su banca.

Varios senadores, incluso de su mismo sector político, alegan que tienen las mismas causales y deberían salir ambos, tanto Friedmann como Zacarías.

PRUEBA DE FUEGO. Payo Cubas, declarado como enemigo político de Zacarías, es el que había anunciado que promovería su expulsión de la Cámara Alta, pero al final él fue el destituido. Ahora el que se animó a promover la pérdida de investidura del esteño es el liberal Enrique Salyn Buzarquis, quien pondrá a prueba a sus colegas.

Se comprometió a presentar el proyecto mañana y los senadores tendrán en sus manos la decisión de expulsar a dos más. En caso de que así suceda, en lugar de Friedmann volverá Arnaldo Franco, y en vez de Zacarías, otro cuestionado por irregularidades en Puertos, que es el suplente Ramón Retamozo.

Friedmann fue imputado por las supuestas licitaciones que usaba en provecho propio de las meriendas escolares durante su gestión como gobernador del Guairá.

Dejá tu comentario