País

Ventilación de espacios cerrados es medida sanitaria esencial ante Covid

ADVERTENCIA. Experta indica que recirculación del aire no contiene al virus.

Con el coronavirus en el aire, el cuidado de los espacios cerrados se suma como una medida sanitaria crucial para evitar el contagio y desarrollar Covid-19. ¿Son efectivos los ventiladores? ¿El aire acondicionado proporciona mejor seguridad para evitar el contagio? ¿Qué se debe hacer dentro de un auto para asegurar la circulación del aire y evitar la transmisión?

Al respecto, la doctora Laura Flores, internista con maestrías en Ciencias en Seguridad y Salud Ocupacional por la Universidad de Munich, Alemania, y en protección de riesgos laborales e higiene industrial por la Universidad de Alcalá, España, comparte unas consideraciones del manejo en espacios cerrados.

En primer lugar, enfatiza que la ventilación como proceso de renovación de aire de un local proporciona aire limpio de exterior a un edificio o una habitación y en ese sentido “el aporte de aire exterior es esencial para sanear el aire que se respira en un local y diluir los contaminantes que se originan”, recalca.

Sobre cómo se puede ventilar un espacio para un encuentro y qué se tiene que tener en cuenta, dice que hay que definir el uso que se dará del espacio.

“Podemos guiarnos por el Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) (España) que clasifica la calidad del aire interior, definido como aire en el recinto o zona tratada, en cuatro categorías (IDA, Indoor Air), en función del uso de los edificios, proponiendo en cada caso un caudal de aire exterior por persona, es muy útil y fácil de aplicar”, señala.

El sistema IDA refiere que en la categoría 1, con necesidad de Aire de óptima calidad, para hospitales, clínicas, laboratorios y guarderías, el caudal de aire exterior por persona debe ser de 10 litros; en el nivel 2, Aire de buena calidad: oficinas, residencias (locales comunes de hoteles y similares, residencias de ancianos y de estudiantes), salas de lectura, museos, salas de tribunales, aulas de enseñanza y asimilables y piscinas, se estima 12,5.

Mientras que para la calidad media Aire de calidad media: edificios comerciales, cines, teatros, salones de actos, habitaciones de hoteles y similares, restaurantes, cafeterías, bares, salas de fiestas, gimnasios, locales para el deporte (salvo piscinas) se estima 8 y finalmente la calidad baja es de 5.

Ventilación de espacios cerrados es medida sanitaria esencial ante Covid.png

TIPOS DE VENTILACIÓN

Flores destaca que no se aconseja la recirculación de aire en los locales, puesto que esto no reducirá la concentración de bioaerosoles que podrían contener el virus y no se garantizará su dilución. La ventilación puede conseguirse por medios naturales, por medios mecánicos o mixtos. La natural es aquella que se consigue por medios no mecánicos (normalmente abriendo puertas y ventanas).

“La mayor eficacia se consigue con una ventilación natural cruzada, esto es, con la apertura de dos aberturas en paredes opuestas”, refiere Laura. En tanto, la ventilación mecánica, por el contrario, controla las entradas y las salidas de aire, por lo que no se ve tan influenciada por la meteorología exterior y permite controlar el caudal introducido.

“Incluso en el caso de que exista ventilación mecánica, se recomienda realizar regularmente una ventilación natural, y conseguir una buena ventilación combinada, aunque esto implique una pérdida de eficiencia energética”, puntualiza Flores.

VENTILADORES

Los ventiladores (de aspas, de pie, de sobremesa, etc.) no son recomendables, ya que pueden ser una fuente de dispersión de gotículas, dado el flujo de aire que generan a su alrededor, explica Flores. “Si es necesario su uso, hay que usarlo a la menor velocidad posible y complementarlo con una ventilación natural cruzada, de forma que el flujo de aire generado no se dirija hacia las personas, vigilando además que la posición del ventilador no facilite la transmisión entre grupos”.

EN EL VEHÍCULO

La experta señala que es importante mantener el vehículo bien ventilado. “Se deben abrir las ventanillas delanteras 5 centímetros, con eso ya se tiene una renovación de 9 veces por minuto mediante ventilación cruzada, reduciendo drásticamente las posibilidades de contagio. Si se utiliza el aire acondicionado, no se debe utilizar con recirculación del aire, es mejor utilizar las rejillas de la ventilación. Además se debe realizar mantenimiento preventivo”, expone Flores.

AIRE ACONDICIONADO

Los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado se utilizan para mantener la temperatura y la humedad del aire interior a niveles saludables y cómodos. Los sistemas bien mantenidos y utilizados pueden reducir la propagación de Covid-19 en los espacios interiores, ya que logran que la tasa de renovación de aire sea más elevada, reducen la cantidad de aire reciclado y aumentan el uso del aire exterior. No deben utilizarse los modos de recirculación.

De forma periódica, es necesario inspeccionar los sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado, hacer el mantenimiento pertinente y limpiarlos. En este sentido, Flores identifica los distintos sistemas. En primer lugar Unidades de Tratamiento del Aire (UTA) con los que se recomienda evitar recirculación del aire, ya que aunque las secciones de recirculación estén dotadas de filtros, estos normalmente no retienen el virus de forma efectiva. Sistemas descentralizados (fan-coil o splits).

Si se hace necesario su uso, hay que evitar que produzcan corrientes de aire y limpiarlos periódicamente. Se recomienda una limpieza y desinfección diaria de las superficies externas de los equipos con los productos habituales de limpieza y desinfección de superficies, mediante bayeta, y semanalmente desinfectar el filtro.

Además están los climatizadores que no puedan trabajar solo con aire exterior; si no es posible evitarlos, es necesario extremar su limpieza y desinfección. Se debe mantener la humedad relativa entre 40 y 60% en aquellos espacios donde los equipos lo permitan.

La mayor eficacia se consigue con una ventilación natural cruzada, esto es, con la apertura de dos aberturas en paredes opuestas. Dra. Laura Flores, experta en Protección. La mayor eficacia se consigue con una ventilación natural cruzada, esto es, con la apertura de dos aberturas en paredes opuestas. Dra. Laura Flores, experta en Protección.

Recomendaciones

  1. Recirculación. Los sistemas de climatización deben evitar la recirculación de aire.
  2. Climatización. Este sistema debe maximizar la entrada de aire exterior.
  3. Ventilación. El sistema natural cruzado es importante para asegurar la renovación del aire interior con aire exterior.
  4. Flujos de aire. Deben evitarse entre personas en ambientes interiores mal ventilados que pueden transportar aerosoles emitidos por gente infectada.
  5. Operación y mantenimiento. Climatización y ventilación de edificios y locales deben ser según la normativa vigente.

Dejá tu comentario