Sucesos

Trasladan a policías salpicados en escándalo de extorsión en San Pedro

La Fiscalía no descarta que los uniformados sean imputados. Actualmente, están a disposición de Asuntos Internos de la Policía. Habrían pedido 46.000 reales para liberar a los demorados.

Tras el escándalo del procedimiento irregular y la supuesta extorsión cometidos por efectivos de la policía de Santa Rosa del Aguaray y del Grupo Especial de Operaciones (GEO), las autoridades policiales de San Pedro dispusieron el cambio y la remisión de los que encabezaron el procedimiento.

Se trata del oficial Carlos Vargas, subjefe de la Comisaría 18ª; el oficial Nelson Villalba, subjefe del GEO, y el suboficial Ángel Collante, cuyo nombre también saltó como parte de los intervinientes del dudoso operativo.

Vargas y Villalba fueron enviados a la capital, a disposición de Asuntos Internos de la Policía Nacional, mientras que Collante fue trasladado a la comisaría de Santaní.

Según revelaron fuentes policiales, en las próximas horas también sería relevado de su cargo el jefe de la Comisaría 18ª de Santa Rosa, el comisario Rodolfo Ramírez.

El director de Policía del Departamento de San Pedro confirmó que los uniformados a su cargo no comunicaron del operativo ni a los jefes policiales ni al Ministerio Público.

Los oficiales, para justificar su accionar, dieron la versión a sus superiores, que obviaron comunicar el caso para no perder tiempo.

“Los controles son diarios y si van a estar comunicando cada hecho al director, van a perder tiempo. Esa es la explicación que dieron los agentes intervinientes”, explicó el comisario Francisco Gómez, director de Policía del Departamento de San Pedro.

El pasado 9 de febrero, los mencionados agentes llegaron hasta un hotel céntrico de la localidad de Santa Rosa del Aguaray, donde se encontraban Diego Chávez Domínguez, Fredy Danilo González Benítez y José Gauto Montanía, todos paraguayos , y los brasileños Josiel Silva y Eder Deidivi Jung.

Los mismos fueron demorados y llevados hasta la Comisaría 18ª, por la presunta información que portaban armas de dudosa procedencia.

La información que manejaban los intervinientes nunca fue confirmada y las personas fueron liberadas horas más tardes, previo cobro de 46.000 reales, según las versiones que se manejan.

El hecho ya está siendo investigado por el fiscal Néstor Narváez, quien ya está solicitando todos los antecedentes y verificando las cámaras de circuito cerrado del hotel, así como el testimonio de las víctimas y los empleados del local.

Luego de realizarse todas las diligencias, no se descarta que los uniformados sean imputados.

Opinión

“Me enteré a través de los medios”


“Yo me enteré a través de la prensa días después. No me informaron de esta situación, pero como director debo asumir la responsabilidad ante esta situación. Los documentos ya fueron enviados a la Fiscalía y la investigación ya está corriendo.

Cambiamos al subjefe de GEO, de la Comisaría 18ª y a otros dos agentes de esta dependencia, fueron trasladados. Se abrió un sumario y se está evaluando también la actuación del jefe de la comisaría. Asuntos Internos ya está tomando datos de todos los intervinientes.

Dejá tu comentario