Política

Tras tanda de chicanas, el diputado Cuevas está preso en la Agrupación

El legislador llegó con su hijo Enzo en un vehículo chileré, para despistar. Lo seguía en otro móvil su abogado. Por "seguridad" no pasó por el Departamento Judicial, sino que lo ficharon en el lugar

Pasadas las 16.00, el diputado Miguel Cuevas ingresó ayer a la Agrupación Especializada. Llegó en un Toyota Axio –auto vía Chile–, color gris. Lo acompañó su hijo Enzo, mientras que su abogado Carlos Villamayor lo siguió en una Toyota Land Cruiser.

Así terminaba toda la novela que se armó entre la mañana y la siesta de ayer, tras la confirmación de la prisión preventiva por parte del Tribunal de Apelación Penal.

Incluso, para esquivar a la prensa, Cuevas llegó en el vehículo e ingresó a la Agrupación directamente, sin pasar por el Departamento Judicial de la Policía. Al final, los agentes de esta dependencia lo ficharon en su celda.

Según comentó su defensor, Enzo Cuevas también procesado en la causa, pero con libertad ambulatoria, estuvo en todo momento junto con su padre en la celda.

El jefe del Departamento Judicial, comisario Rubén López, dijo que por protocolo los procesados, antes de ir a su lugar de reclusión, deben pasar a ficharse.

Ante los cuestionamientos de la prensa, acotó: “No hubo privilegios a mi entender. Tengo personal para ir a hacer los trámites en la Agrupación. No es la primera vez. Cuando hay reos peligrosos se van directamente a su lugar de reclusión y luego hacemos los procedimientos”, explicó.

DEFENSOR. Carlos Villamayor, en una improvisada rueda de prensa, aseguró que iban a someterse al procedimiento, ya que tenía la opción de pedir la eximición de prisión, pero que Cuevas quiso presentarse.

El abogado aseguró que era un proceso sui géneris, ya que se violaban los derechos del legislador. Remarcó que iban a ofrecer unas cuantas pruebas ante la Fiscalía para luego solicitar la revisión de medidas.

Con respecto a no pasar por el Departamento Judicial, sostuvo que era una cuestión administrativa de la Policía Nacional y que nada tenía que ver. Acotó que iban a seguir trabajando en la causa.

Durante la improvisada conferencia de prensa del abogado, Luis Coronel, uno de los “escrachadores” venidos desde el Departamento de Paraguarí, le gritó al profesional que Cuevas debía cumplir con los trámites y pasar por el Departamento Judicial.

EL PROCESO. En el Palacio de Justicia la mañana de ayer estuvo bastante agitada. Es que el Tribunal de Apelación Penal, Cuarta Sala, notificó a la defensa de la resolución que declaró inadmisible el recurso de la defensa.

El argumento de los camaristas es que el pasado viernes, tras el rechazo del recurso de reposición, Cuevas ya debía cumplir con la prisión, y que no correspondía la apelación.

Ya pasadas las 9.00, el expediente fue devuelto al juez Yoan Paul López, que luego, ya cerca del mediodía, notificó a la Comandancia de la Policía Nacional sobre la prisión que dictó.

En el mismo oficio, dictó la orden de captura del congresista, de modo a que la Policía Nacional lo detuviera, aunque la orden no implicaba el allanamiento de inmuebles.

Alrededor de las 10.00, la jueza de Garantías, Clara Ruiz Díaz, rechazó in límine el hábeas corpus preventivo solicitado por la defensa del encausado.

La resolución es apelable, ya que fue presentado ante un juez de primera instancia. Hay que ver qué hace la defensa con respecto al tema.

Ya pasado el mediodía, el abogado Carlos Villamayor recusó al juez López. El defensor citó todos los recursos que presentó, los que “trajo aparejada una errónea interpretación por parte del Juzgado hacia el señor Miguel Cuevas”.

“Este tipo de decisiones ponen en duda la imparcialidad del Magistrado por querer coartar la libertad del ejercicio de la defensa”, alegó. Esto deberá ser resuelto ahora.

Dejá tu comentario