Sucesos

Tras 5 días de que fiscal lo liberó por tiros con policías, mató a su suegro

 

El agente fiscal Juan Daniel Benítez Miranda, de la Unidad 3 de Curuguaty, se encuentra envuelto en una presunta negligencia en sus funciones por otorgar libertad sin imputar a dos detenidos, en menos de 24 horas.

Los liberados ahora son los principales sospechosos del crimen de un sexagenario en la noche de este viernes en el barrio Loma Clavel de la ciudad de Villa Ygatimí, Canindeyú.

Édgar Demérito Jara Martínez (34) y Walter Ramón Franco Arial (30) son los principales sindicados de asesinar a Ignacio Ramón Mélida Chávez (60), cuando el primero intentó sacar a su concubina Luciana María Mélida Benítez (18) de la casa de su padre, donde ella se refugió por recibir amenazas.

La novia relató que su padre le había encerrado en la pieza, poniéndole seguro para que justamente Édgar Jara no la lleve a la fuerza. En horas de la noche llegó el hombre, en aparente estado de ebriedad, y pateó la puerta donde estaba Luciana.

Don Ignacio, quien se determinó no permitir que el violento hombre se salga con la suya, salió a verificar la situación con un machete en mano. En medio de los gritos dijo a Jara y Franco para que se retiren de su vivienda, cuando recibió un disparo en el abdomen que le causó la muerte. Los dos sospechosos huyeron del lugar.

INICIO. Jara y Franco habían sido aprehendidos el domingo 4 de agosto pasado junto a cinco personas en la vía pública. Agentes de Investigación de Hechos Punibles y de la Comisaría, tras recibir la denuncia de que había personas realizando disparos al aire, fueron a verificar la situación, e incluso supuestamente los uniformados también fueron recibidos a tiros.

La Policía incautó del poder de Jara una pistola Bersa, argentina, calibre .22 con un cargador y seis cartuchos, y se constató que tiene antecedente por homicidio que data del año 2009. Mientras que del poder de Franco se incautó un revólver Taurus, calibre .38 caño largo, en cuyo alvéolo se encontraron 3 proyectiles sin percutir y dos percutidos. En el acta, Luciana quedó como testigo de la incautación, ya que ocurrió en la esquina de su vivienda.

Pero a pesar de la gravedad del caso, el agente fiscal Juan Daniel Benítez Miranda, según el oficio Nº 995719, ordenó la liberación de los detenidos en menos de 24 horas, sin imputarlos y ponerlos a conocimiento del Juzgado Penal de Garantías.

A pedido del abogado de los procesados otorgó el beneficio del criterio de oportunidad, arrogándose funciones establecidas para jueces en el artículo 19 del Código Procesal Penal. El oficio obliga a realizar una donación para la reparación del daño social ocasionado, que ya se entregó a la Comisaría interviniente, se informó desde la unidad fiscal.

Los jueces penales de la localidad, Carlos Martínez y Ramón Alberto Florentín, confirmaron a Última Hora que no recibieron ninguna comunicación al respecto del caso del 4 de agosto.

Dejá tu comentario