24 feb. 2024

Tormenta deja en Asunción derrumbe de casas, heridos y 75 familias damnificadas

En emergencia quedaron varios barrios ribereños de la capital y localidades de Central por inundaciones y deslizamientos de tierra. SEN y Comueda asisten a afectados con materiales, frazadas y colchones.

Desgracia. Toda la casa de Benito Delgado, en 27ª Proyectada entre EEUU y Brasil, se desmoronó sobre otras tres viviendas.

Desgracia. Toda la casa de Benito Delgado, en 27ª Proyectada entre EEUU y Brasil, se desmoronó sobre otras tres viviendas.

La copiosa lluvia de 136 milímetro, acompañada de fuertes vientos que cayó el pasado Jueves Santo, generó una situación de emergencia en distintos puntos ribereños de Asunción y en localidades del Departamento Central.

El derrumbe de cuatro viviendas en 27 Proyectada entre Estados Unidos y Brasil, de Barrio Obrero de la capital, donde resultó con heridas Rosa Brítez Ocampos, al quedar semi sepultada entre escombros y tierra, significó el caso más grave dejado por el temporal.

En ese sector asunceno, además de la mujer lesionada, perdieron sus construcciones Benito Delgado, Justina Cabrera de Saavedra y Édgar Brítez.

Benito Delgado, quien perdió por completo su casa en este punto asunceno, dijo muy acongojado que no le dio tiempo de rescatar sus cosas. “Sentí como un temblor que me avisó que todo se iba a desplomar. Eso nos dio tiempo a salir o de los contrario la historia iba a terminar en desgracia. Por suerte, en las casitas que se están más abajo no estaba nadie”.

Según reporte de la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) y el Consejo Municipal de Emergencias y Desastres de Asunción (Comueda), 75 familias resultaron damnificadas en distintos sectores capitalinos, al igual que un centenar en otras áreas del país (ver infografía).

La coordinadora del citado consejo comunal, Kathy Torres, explicó que ya asistieron a los afectados con colchones, frazadas, chapas y madera, en tarea conjunta con la citada secretaría de emergencia.

Dijo que si bien mucha gente opta por quedarse en lo de algún pariente, en zonas más altas, se cuenta con el predio del R.I. 14, en Tacumbú, y un terreno en Viñas Cué para aquellos que perdieron sus casas o soportan la anegación de sus terrenos.

La inundación de calles y residencias en ciudades del Área Metropolitana y del interior del país también se tuvo como efecto negativo de esta inclemencia del tiempo.

EFECTOS. Por otra parte, la tormenta caída afectó el funcionamiento de los aparatos semafóricos en importantes avenidas y arterias de mucho tráfico vehicular.

Entre ellas se tiene al cruce de Mariscal López y Kubitschek y Quinta y Estados Unidos, por citar algunos ejemplos, donde no se observó a ningún agente municipal de tránsito para encauzar la circulación y evitar percances debido a la falta de señal de estos artefactos y a la pista mojada.

Asimismo, varias esquinas sufrieron daños en el pavimento debido a la explosión de la red cloacal en el sistema de desagüe pluvial, como se vio en Humaitá y Ayolas, cerca del microcentro capitalino.

Numerosos árboles también fueron a parar al pavimento e interrumpieron el paso de automóviles y unidades del transporte público en diferentes sectores de la capital.

Un añoso y enorme vegetal se desplomó sobre Colón entre Piribebuy y Humaitá y cerró por completo todo el sitio. Ello obligó a una cuadrilla de obreros municipales a trabajar arduamente para retirar el tronco del asfaltado.

También en París y Capitán Gwynn, de Sajonia, un pequeño árbol se vino a tierra.

Más contenido de esta sección