País

Tierras de nadie: Fronteras en estado calamitoso por desidia de municipios

Límites fronterizos entre Fernando y San Lorenzo están en deplorable situación. Pobladores denuncian que viven en pésimas condiciones y exigen intervención por parte de las autoridades.

En los límites de las ciudades del área metropolitana de Asunción no existe la figura de un gobierno municipal que atienda todas las cuestiones inherentes a la infraestructura, el pavimento, la salubridad, la recolección y la disposición de residuos y lo que en definitiva hace la calidad de vida de sus habitantes.

Las calles se encuentran minadas de efluentes cloacales y un olor nauseabundo. Además de que los cauces hídricos se encuentran colmatados de basura, las calles tienen enormes cráteres y pozos que son un peligro para los transeúntes y conductores de vehículos. Esta es una caótica situación que atraviesan los pobladores de los límites de las ciudades de Fernando de la Mora y San Lorenzo, debido a la desidia de ambas comunas.

Pobladores de la zona denuncian la inacción de los municipios vecinos en la avenida Avelino Martínez, intersección con la calle Gervasio Babañoli, ya que en el lugar hay un arroyo colmatado de basura con un olor nauseabundo y enormes baches con agua servida. Afirman que ya solicitaron intervención de los municipios, pero alegan que se pasan la pelota entre ambos afectados.

“Yo trabajo aquí en el depósito hace un año y medio, ya denunciamos a los municipios de Fernando y San Lorenzo, pero ellos nos dicen que van a venir y nunca vienen y se tiran la pelota. Acá en el arroyo siempre se tira basura y cuando llueve se tranca y el raudal es inmenso. Hay caños rotos de la Essap que nunca vinieron a reparar, exigimos al Municipio que se recolecte la basura, tampoco se arreglan las calles ni los baches”, manifestó Víctor Peña, trabajador de la zona.

El arquitecto especializado en temas urbanos, Luis Alberto Boh, indicó que existe un grave problema de los límites administrativos municipales.

“El problema más grande es que existe un ineficaz manejo institucional para acordar soluciones y estrategias compartidas con relación a cuestiones que afectan a más de un municipio. Por otro lado, vemos que los límites municipales son límites administrativos, los problemas no siempre quedan circunscritos a estos límites. Entre los problemas que trascienden los límites municipales están los raudales con la contaminación con basura y eso se va arrastrando con las lluvias a las cuencas hídricas. La contaminación del Acuífero Patiño, por ejemplo, afecta a todos los municipios”, aseveró el experto.

Asimismo, Boh sostuvo que el saneamiento ambiental en general es un problema que no se confina a los límites administrativos municipales.

FALTA DE COORDINACIÓN. Por otro lado, remarcó que los municipios deben tener una coordinación con otras instituciones públicas para realizar un trabajo conjunto, como la reparación de caños obsoletos y los pavimentos.

“Hay que coordinar entre los municipios los desempeños de la participación de presencias gubernamentales, como el Ministerio del Ambiente, por la cuestión y tratamiento de los cauces hídricos y el saneamiento ambiental; con la Essap, para que los asfaltados no vuelvan a destruirse. Se tiene que tener una autoridad en la recolección de residuos sólidos urbanos, no hay una autoridad de gestión de residuos sólidos que tenga capacidad para imponer sanciones ni penalizar las infracciones ambientales que se encuentran a diario”, destacó.

El profesional aseveró que en Paraguay en las ciudades no existe un plan de ordenamiento territorial para un desarrollo sostenible. “El modelo de crecimiento urbano es un modelo absolutamente insostenible y esto es un crecimiento urbano extensivo, mucha extensión y baja densidad. Se observa un promedio de cuatro a cinco casas por manzana, cuando deberían ser por ejemplo treinta. En Paraguay no existe una ley de suelos no urbanizables, yo no puedo urbanizar a través de cualquier arroyo, por eso cuando hay lluvias importantes hay zonas enteras que se inundan porque se lotean en terrenos no loteables que no tienen condiciones para habitarse”, puntualizó.

Entretanto, la población aguarda que las autoridades también vigilen el patio trasero de sus municipios y acuerden soluciones urgentes.




Dejá tu comentario