Política

Temen que bonos sean circuito para el lavado

 

El senador Jorge Querey hizo una evaluación ayer, tras las audiencias en la Comisión Bicameral que investiga el lavado de dinero y su vinculación con Darío Messer.

Sostuvo que en primer lugar las cuentas corrientes y las empresas actuaron de manera absolutamente irregular.

Refirió que la gestión de la cédula de Messer se hizo con muchas falsedades o de lo contrario se escondió de manera deliberada.

Trajo a colación que en el 2012 la banca privada hizo un reporte de operación sospechosa que no se investigó.

Indicó que recién a finales del 2015 hubo un solo reporte con relación a Messer, a pesar de todos los movimientos financieros y teniendo frondosos antecedentes.

Manifestó que el mismo operaba con casas de cambio y finalmente el único reporte es aquél por el que se adquieren bonos soberanos.

“La única causa es por cambio de rubro, por meterse en un negocio fuera de lo habitual. Adquiere los bonos a través de la bolsa Puente S.A.”, manifestó el senador.

“Desde el momento del reporte hasta que se pasa a la Fiscalía pasan 17 meses”, reclamó. “El tema de la debilidad institucional es categórica”, sentenció.

“Es una aseveración terrible, inferir que el lavado de dinero puede tomar como circuito los bonos soberanos”, dijo.

En cuanto a las declaraciones del ex ministro Santiago Peña, remarcó que una de las instituciones más importantes de la economía paraguaya tiene cero control respecto al lavado de dinero.

Señaló que todo está desplazado hacia instituciones subsidiarias, citando la Seprelad, la Superintendencia de Bancos, y que Hacienda se rige por un contrato con la bolsa de valores. “No se incluyen cuando menos declaración jurada ni el debido análisis de clientes que compren esos bonos. En todos estos años, estas cuentas operaron directamente, financieramente, y (Peña) no tuvo conocimiento estando en el BCP encargado del área de lavado ni en Hacienda”, cuestionó.

Dejá tu comentario