Mundo

Tel Aviv, la ciudad más cara del mundo en 2021, según The Economist

Tel Aviv es la ciudad más cara del mundo, según un estudio anual de The Economist, que subraya que los problemas de abastecimiento han disparado los precios en muchas urbes.

“En quinta posición el año pasado, Tel Aviv se convierte en la ciudad más cara del mundo” por primera vez, según un comunicado publicado recientemente.

Esta posición refleja “la vitalidad de la divisa israelí, el séquel, frente al dólar, ya que el indicio toma como base comparativa los precios en Nueva York”, precisa el estudio.

París y Singapur comparten el segundo puesto de la lista, seguidas de Zúrich, Nueva York, Ginebra y Copenhague como las localidades más caras del mundo tras comparar los precios de más de 200 productos y servicios en 173 ciudades de todo el mundo.

La llamada Unidad de Inteligencia de esa publicación (EIU), que elabora informes anuales especializados, remarcó la carestía en la alimentación, materias primas, alcohol y transporte lo que elevó Tel Aviv cuatro puestos en la lista con respecto al año pasado y se situó por encima de París o Singapur.

El año pasado, la lista estaba encabezada por París, Zúrich y Hong Kong, las tres en primera posición.

Los datos, recopilados en agosto y septiembre, reflejan un aumento de los precios del 3,5% en moneda local, la tasa de inflación más rápida registrada en los últimos cinco años.

7fe2793921d0049e455342ba0f392996aad99945.jpg
Las ciudades más caras y más baratas del mundo para vivir en el 2021, según The Economist.

Las ciudades más caras y más baratas del mundo para vivir en el 2021, según The Economist.

Según el estudio, el aumento de los precios es el más rápido desde hace cinco años, a 3,5%. El informe también muestra que el costo promedio de un litro de gasolina sin plomo en todas las ciudades era un 21% más alto que el año anterior.

“Los problemas de las cadenas de suministro han contribuido al aumento de los precios, el Covid-19 y las restricciones sociales siguen pesando en la producción y el comercio en el mundo”, prosigue The Economist.

Los precios de los transportes se han disparado debido al encarecimiento de los carburantes, según el estudio. Pero el tabaco y el ocio también registraron fuertes subidas.

El estudio también destaca la inflación galopante de Damasco, Caracas, Buenos Aires y Teherán. La capital de Siria es, según el texto, la ciudad más barata para vivir.

"Un enorme aumento en los precios del gas natural en Europa y Asia y las compras por el pánico en gasolineras en Gran Bretaña ocurrieron demasiado tarde para influir en la clasificación de este año", indicó The Economist para alertar de que "no auguran nada bueno para los costos en 2022".

EIU atribuye los elevados precios de los bienes en gran parte del mundo a los problemas de la cadena de suministro relacionados con la pandemia de coronavirus.

Fuente: EFE y AFP

Dejá tu comentario