02 mar. 2024

Sube impuesto vehicular, pero calles de Asunción están llenas de baches

Conductores habilitados en la Comuna asuncena aseguran que tributar en la capital tiene doble costo: pagar por la habilitación y gastar en la reparación de daños generados en los vehículos.

La suba de impuestos de la renovación de registros de conducir y otros documentos por parte de la Comuna asuncena generó un sinfín de críticas de los ciudadanos, que manifiestan que el pago de dichos tributos no se ve reflejado en las calles de la capital.

Los conductores diariamente caen en algún bache o sus vehículos sufren desperfectos mecánicos a causa del mal estado del pavimento de avenidas y calles en Asunción.

La capital del país refleja la desidia del Municipio con las calles sucias, veredas rotas que son intransitables para los peatones, baches con agua servida, sumado al caos cotidiano en el tránsito.

En pleno microcentro asunceno, frente al Ferrocarril, los propios vecinos de la zona debieron señalizar con cajones de manzana y piedras un enorme pozo sin tapar del alcantarillado de la Essap, debido a que constituye un riesgo para peatones y conductores del sitio.

“Estamos cansados de pagar altos impuestos que no se ven reflejados en las calles, al final uno termina pagando el doble porque tu auto termina en el taller por los baches que están en cada esquina de Asunción”, expresó Adolfo Mendoza en su cuenta de Twitter.

Asimismo, en la transitada Avda. Artigas, frente al Instituto Paraguayo del Indígena (Indi), se encuentra un enorme bache con agua servida y la situación calamitosa continúa a lo largo de toda la arteria.

Otro ejemplo son las calles Eligio Ayala, Perón y Chivato, Estados Unidos y Cerro León, Tacuary y Fulgencio R. Moreno, Teniente Fariña y Tacuary, Avda. Mariscal López, Avda. España, entre otras.

Diego Galeano, coordinador de licencias de la Municipalidad de Asunción, señaló que el precio del registro de conducir, al solicitar por primera vez, subió de G. 200.000 a G. 230.000, mientras que el costo de la habilitación varía de acuerdo con el año y modelo del vehículo.

Galeano sostuvo que el costo de la renovación de registro de conducir también subió G. 30.000, ahora se debe abonar G. 135.000.

Desde el Municipio capitalino recordaron que para la renovación de licencias de conducir y la obtención del registro por primera vez es obligatorio para todos los conductores contar con certificados de primeros auxilios, el nuevo requisito dispuesto por la Agencia Nacional de Tránsito (Antsv).

El curso de primeros auxilios se realiza en cualquier cuerpo de bomberos voluntarios de Asunción. También la persona puede obtener el certificado en las autoescuelas habilitadas por la Agencia Nacional de Tránsito.

Para realizar la renovación de licencia o perforación se tiene tiempo hasta el 31 de mayo, pero desde la Comuna instan a la ciudadanía a acercarse con tiempo para evitar aglomeraciones en el Municipio.

230.000 guaraníes es el costo para obtener el registro de conducir por primera vez en la Municipalidad de Asunción.

135.000 es el precio de la renovación de registro de conducir en la Municipalidad de Asunción, informaron.

315.000 es el costo de la inspección vehicular obligatoria para todos los modelos de vehículos, año 2020 para abajo.

Buscan juntar 10.000 firmas para frenar pago por aparcar

Mientras la Municipalidad de Asunción prevé otorgar –la próxima semana– la orden de inicio al consorcio Parxin para el estacionamiento tarifado, una iniciativa popular se propone juntar más de 10.000 firmas para requerir a la Junta Comunal aplazar el proyecto.

El arquitecto Ricardo Meyer, candidato a diputado por la Concertación, hizo pública esta propuesta que surgió –dijo– a partir de la preocupación vecinos del barrio La Mercedes, Sajonia y Villa Morra, junto al gremio de bares y el sindicato de trabajadores de motos, teniendo presente la falta de alternativas al servicio de cobro por estacionar en puntos clave de la capital.

Esta semana van a presentar los fundamentos del pedido ante el Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) para que la iniciativa tenga validez jurídica.

Estima que a partir de la semana que viene estarán disponibles las planillas para la firma, tanto en físico –en lugares estratégicos de la ciudad– como en una plataforma electrónica habilitada por el TSJE. “Vamos a juntar las firmas para presentar ante la Junta Municipal y que se revea esta vigencia inmediata que quieren hacer del estacionamiento tarifado; hasta que no haya una opción viable para poder dejar el auto o la moto en la casa e irme en un bus, en un tren, en un tranvía o en un subte o lo que sea”, tiró. De lo contrario, como ahora resulta, rige el imperativo del pago obligatorio. “Te dicen, tenés que pagar o pagar o te venís a pie; no hay otra manera de movilizarse en la ciudad”, sostuvo.

Para poner en vigencia el cobro por estacionar, tiene que haber primero un sistema de transporte público integrado multimodal como el Metrobús o buses eficientes, el tren de cercanías; “algo que permita dejar el auto en la casa para venir a trabajar o a estudiar, no obligarle a gastar G. 700.000 al mes”, insistió.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.