Interior

Sobresale vendiendo frutas y verduras en Colonias Unidas

 

Muchas personas que no tienen un trabajo fijo y no perciben un salario mensual, durante la pandemia complica bastante su situación económica. Pero para quienes quieren trabajar y producir para no pasar necesidades, siempre hay algo para hacer. Esa es la filosofía de Ezequiel Quintana, un hombre que todos los días trae frutas y verduras desde Encarnación a Colonias Unidas, Departamento de Itapúa.

Él demuestra que con un poco de sacrificio y esfuerzo se puede lograr una vida digna. Este vendedor se levanta de madrugada, va a la placita del circuito comercial de Encarnación a comprar las mercaderías, de allí en su carretilla traslada lo que compra a la terminal de buses y al amanecer tomar uno de los colectivos que lo traslada a él y sus compras hasta la terminal de Obligado, a 45 kilómetros de la capital de Itapúa. Allí baja sus productos, los carga en su carretilla larga y sale a recorrer las calles de Obligado y Hohenau vendiendo banana, manzana, pera, morrón, cebolla, zanahoria entre otras frutas y verduras. Tras recorrer toda la mañana, casi siempre vendiendo toda su mercadería, toma otro bus para retornar a su casa, ubicada en el barrio San Miguel, entre Encarnación y el distrito de Cambyretá. Ezequiel cuenta que los productos que trae en las Colonias los adquiere al contado en la placita, lugar que es una especie de mercado de abasto en Encarnación. También toda su venta en Obligado y Hohenau es al contado por lo que con su venta, mueve un dinero que le sirve para volver a comprar las mercaderías y al mismo tiempo obtener su ganancia. NM

Dejá tu comentario