Mundo

Sindicatos se lanzan a la calle contra Macri y por la vuelta del peronismo

 

Influyentes sindicatos argentinos impulsaron este martes un paro general contra la política económica del Gobierno que dejó 32 detenidos por ataques a autobuses y bancos y durante el que destacados dirigentes obreros alentaron por el regreso del peronismo al poder en las elecciones de octubre próximo.

La huelga, que no estuvo avalada por la dirección de la Confederación General del Trabajo de la República Argentina (CGT), la mayor central sindical del país, ha dejado en evidencia las divisiones dentro del sector gremial, en momentos de graves dificultades económicas en Argentina tras un año en recesión.

La falta de transporte fue la principal consecuencia de la protesta, con cancelaciones de prácticamente todos los vuelos nacionales e internacionales, el cierre del metro de Buenos Aires y la reducción de líneas de autobuses urbanos.

Tampoco se llevaron a cabo clases, tanto en institutos públicos como en universidades; los bancos estuvieron cerrados –algunos con atención limitada en el sector privado–, los hospitales operaron con servicios mínimos y se redujo sensiblemente el transporte de mercancías.

“Cada vez que el Gobierno nos dice que ratifica el modelo económico, nosotros ratificamos que vamos a seguir peleando contra este modelo económico de hambre, entrega y de ajuste“, dijo el secretario adjunto del poderoso sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, en el acto central de la jornada de protesta, en la Plaza de Mayo de Buenos Aires.

Para Moyano, el paro mira por “el 35 % de pobres, por los jubilados, desocupados y tantos trabajadores que están perdiendo el poder adquisitivo” por un modelo económico que “solamente recibe las órdenes del Fondo Monetario Internacional“, en referencia al millonario crédito que ese organismo otorgó al país para paliar la abrupta devaluación del peso iniciada en 2018.

En el mismo acto, el secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA-Autónoma), Pablo Micheli, lamentó que algunos dirigentes de la CGT no acompañen el paro.

Dejá tu comentario