Turismo

Salitre Cué invita a disfrutar de la naturaleza a orillas del Tebicuary

Cuenta con espacios ideales para acampar, realizar actividades deportivas, pescar, compartir con la familia y grupos de amigos, bajo la hermosa sombra, quinchos y descansar en bancos rústicos.

Para los amantes del turismo interno, la naturaleza y sobre la historia, Salitre Cué se convierte en un destino irresistible en José Leandro Oviedo, Departamento de Itapúa. Es un lugar tranquilo con un valor turístico e histórico extraordinario, rodeado de exuberante vegetación a orillas del río Tebicuary.

La localidad, ubicada a 100 kilómetros de Encarnación, es un lugar que identifica no solo a José Leandro Oviedo, sino a toda la región, ya que forma parte de la historia del Paraguay. De la zona de Salitre Cué se obtenía el salitre, un elemento esencial para el ejército paraguayo en la Guerra de la Triple Alianza.

Mediante un gran trabajo de la Municipalidad de José Leandro Oviedo, bajo la administración de Del Pilar Vázquez Cabrera, el lugar fue reacondicionado, logrando el rescate de la antigua estación Salitre Cué del Ferrocarril Carlos Antonio López con los elementos del histórico paraje, a más de dotarle de infraestructuras básicas, que lo posicionan como destino turístico escogido por grupos familiares y de amigos de diversos puntos de nuestro país y del exterior. Si bien no existe una estadística oficial de la cantidad de visitantes que llegan hasta ese sitio en forma diaria, los fines de semana, especialmente, se registra la presencia de muchas personas.

En Salitre Cué se puede apreciar el puente ferroviario, ubicado sobre el río Tebicuary, entre los departamentos de Itapúa y Caazapá, que fue construido en el año 1909 que hasta hoy sigue intacto. Por esta zona pasaba el tren Carlos Antonio López, uniendo varias ciudades desde Encarnación hasta la capital del país. “Un lugar hermoso de paz y tranquilidad, eso ofrecemos aquí en José Leandro Oviedo, desde Salitre Cué, que está adornada de la naturaleza, el bosque, los quinchos, que con mucho esfuerzo y amor de las autoridades junto con los compueblanos lo hemos hecho. Tenemos mucha historia que contar, aquí también se encontraba uno de los aserraderos más importantes del país, de aquí se exportaban maderas a Latinoamérica y a Europa, y quedó ese sentimiento de trabajo, trabajo y trabajo en este lugar, que hoy después de muchos años con los compañeros de la Municipalidad y compueblanos tratamos de revivir esta hermosa historia”, resaltó la intendenta Del Pilar Vázquez.

Asimismo se puede disfrutar de las aguas del río Tebicuary a través de una playa natural con blancas arenas. Cuenta con espacios ideales para acampar, realizar actividades deportivas, como vóley o fútbol, pescar, compartir con la familia y grupos de amigos, bajo hermosa sombra, quinchos y descansar en bancos rústicos, cuenta con paseo en canoa, senderismo por un bosque hasta la playa para caminar y conocer más sobre los árboles nativos y disfrutar del cantar de las aves. En el trayecto también están instaladas hamacas, al igual que todo el predio. Además, en el lugar permanecen antiguas casonas, carretas y otros elementos de la ex estación del ferrocarril. “Salitre Cué tiene un valor histórico extraordinario. Los historiadores hablan de que durante la Guerra de la Triple Alianza se extraía de esta zona un mineral tipo azufre que servía para la preparación de la pólvora para los proyectiles, de acá se sacaba el salitre”, explicó el profesor e historiador Julio Sotelo.

Dejá tu comentario