Interior

Riguroso control en el Puente de la Amistad ejerce Brasil

 

Brasil mantiene un riguroso control en la frontera con el desarrollo de la primera fase de la Operación Escudo. En dos semanas de trabajo se incautaron de mercaderías, drogas, armas y municiones valuadas en unos dos millones de dólares, en controles desarrollados en el Puente de la Amistad y en la ruta BR 277.

El contrabando hormiga sigue siendo un foco de la fiscalización en el paso fronterizo, donde el blanco son los motociclistas. El control es indistinto tanto para motociclistas paraguayos como brasileños que cruzan constantemente la frontera.

Desde la Receita Federal se insiste en la existencia de toda una organización para el ingreso ilegal de mercaderías compradas en tiendas de Ciudad del Este, a través de las motocicletas que se mimetizan como mototaxistas.

Señalan que existe un aumento del denominado contrabando de hormigas, por lo que se intensificaron los enfoques de fiscalización en la frontera. Para esta tarea se coordinan las acciones con la Policía Rodoviaria Federal, el Batallón de Policía de Frontera (BPFron), Policía Federal, Policía Civil, Foztrans y otras instituciones de seguridad. “El objetivo es combatir la entrada ilegal de mercancías, además de drogas, municiones y armas de fuego”, señala el balance de las dos semanas de trabajo.

Solo en el Puente de la Amistad se incautó mercadería de contrabando por más de 3,3 millones de reales, unos 628.000 dólares, en la última semana. Los artículos de electrónica lideran el ránking de los productos incautados. Algo que llamó la atención de los intervinientes fue la requisa de un reproductor de CD para uso profesional. El equipo, originario de Gran Bretaña, fue valorado en más de 9.600 dólares, alrededor de 50.400 reales. Una mujer confesó que había sido contratada para traer el dispositivo desde Paraguay y presentó un recibo de compra falsa por el monto de 490 dólares, 2.500 reales. W. F.

Dejá tu comentario