Política

Reiteran pedido judicial y desafuero de Tomás Rivas se concreta mañana

La jueza Letizia Paredes fue confirmada ayer en el caso y la misma comunicó a la Cámara de Diputados que existe una causa contra el legislador colorado y que debe ser desaforado.

La notificación que se esperaba en la Cámara de Diputados para tratar el desafuero del legislador cartista Tomás Éver Rivas finalmente llegó ayer a la tarde a la sede parlamentaria.

El documento fue remitido por la jueza Letizia Paredes, informando al titular de la Cámara Baja, Miguel Cuevas que se trata de una reiteración del oficio Nº 593 de fecha 22 de mayo de 2018, en donde se mencionaba que existe una causa contra Tomás Rivas sobre estafa y otros.

El oficio fue derivado por Cuevas a la Comisión de Asuntos Constitucionales, que esta mañana analizará el tema para que el pleno pueda decidir al respecto en la sesión ordinaria de mañana.

El titular de dicho órgano asesor, Derlis Maidana (ANR) anunció que ya tendrán el dictamen correspondiente, ahora que cuentan con la nueva notificación.

En ese sentido, el tratamiento del desafuero se concretaría en la sesión de mañana en el estadio de sobre tablas (en el momento) debido a que no figura en el orden del día, porque el mismo se confeccionó antes que llegue la notificación.

De acuerdo a diputados de la bancada de Honor Colorado, el propio Rivas se había comprometido que una vez que llegue el documento del juez competente, él mismo solicitaría quedarse sin sus fueros parlamentarios.

Diputados de distintas bancadas ya habían anunciado que acompañarán el pedido, para que la justicia pueda seguir con el proceso de investigación contra el dirigente colorado de Paraguarí.

IMPUTACIÓN. Recordemos que Rivas está imputado por los delitos de cobro indebido de honorarios, estafa, expedición de certificados sobre méritos y servicios de contenido falso.

Su caso saltó a la luz en febrero del 2017, cuando Última Hora daba a conocer que el diputado colorado pagaba a tres de sus trabajadores particulares con dinero de la Cámara Baja.

Rivas copió exactamente a su correligionario José María Ibáñez, que también pagaba a sus empleados particulares con dinero estatal, ya que los mismos trabajaban en su quinta, pero cobraban como funcionarios de la Cámara de Diputados.

En el caso de Ibáñez, quien se declaró culpable y devolvió lo cobrado, no prosperó un pedido de pérdida de investidura que se había presentado, pero la presión ciudadana hizo que el legislador finalmente renuncie a su banca.

CHICANAS. En mayo del año pasado el juez Rubén Riquelme había solicitado a la Cámara Baja el desafuero de Rivas, quien planteó una apelación general en contra de dicho pedido, argumentando que la imputación en su contra no tiene fundamentos. A partir de allí, se presentaron varias chicanas que dilataron su investigación.

Hace apenas unos días que se logró destrabar su caso, por lo que el desafuero es el siguiente paso.

Embed

Oficio. La notificación remitida por la jueza Paredes reiterando el pedido de desafuero.

Dejá tu comentario