País

Providas defienden a Griffith y cientistas se abren del MEC

 

Sigue la polémica en torno a los dichos del viceministro de Culto del Ministerio de Educación y Ciencias (MEC), Fernando Griffith, quien descalificó a científicos internacionales y aseguró, entre otras cosas, que no existió genocidio español hacia los pueblos indígenas.

Fue durante un webinario sobre Transformación Educativa, que contó con la participación del renombrado biólogo chileno Humberto Maturana y la orientadora Ximena Dávila.

Referentes de grupos denominados provida y profamilia difundieron ayer a través de grupos de WhatsApp y las redes sociales, mensajes de apoyo al alto funcionario, ex ministro de Cultura de Horacio Cartes.

Este apoyo iba acompañado de un video donde Griffith enaltece su postura personal sobre lo que es familia, criticando lo dicho por expertos chilenos en un anterior seminario internacional.

Lo llamativo del caso es que el video cuenta con logos oficiales del MEC y del Gobierno Nacional, aunque desde la cartera nadie respondió si es efectivamente institucional. Tampoco desautorizaron el uso de este símbolo en la difusión del audiovisual, como suelen hacerlo en otras ocasiones.

El viceministro de Culto explicó días atrás que su intención no fue ofender a nadie, pero ratificó otra de sus polémicas frases: “Que no todo debe ser cambiado en educación; hay cosas que sí, otras que no”. Este dicho fue cuestionado indicando que se estableció un consenso con la sociedad para el proyecto de transformación.

“Si habrá consenso, para qué dicen que hay cambios que no habrá”, indicaron.

Más denuncias. Estudiantes organizados que participan con autoridades educativas en mesas de trabajo lamentaron la polarización que llevan adelante Griffith y el ministro Eduardo Petta.

Es que las autoridades se negaron a crear espacios de diálogo, hasta que el titular de la cartera tuvo que ser interpelado en la Cámara Alta.

Refirieron que un experto en Ciencias Sociales abandonó el grupo de consenso, luego de mostrar su desacuerdo con la política impulsada por el MEC bajo estas premisas de “la no tolerancia”.

Filósofos, investigadores y científicos remitieron una carta donde exigen que Griffith pida disculpas a los expositores, además de criticarlo por el maltrato hacia los chilenos.

Desde el MEC, se llamaron a silencio sobre el tema.

Dejá tu comentario