25 abr. 2024

Productos originarios: Envíos se duplicaron en una década

La exportación de productos originarios de Paraguay –que son producidos o fabricados a nivel nacional– han registrado una expansión del 4%, con respecto al 2013, de acuerdo con un análisis del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep).

Sin embargo, las exportaciones paraguayas en los años noventa promediaron en 11% del producto interno bruto, entre el 2003 y el 2014 ascendieron al 21% del PIB, es decir se duplicó el envío de productos originarios del país.

Sin embargo, esto genera una mayor dependencia de la economía del país de los shocks externos que puedan registrarse, como se da hoy por hoy con la caída en la cotización de los commodities como la soja.

La salida de productos originarios fue de 7.477 millones de dólares en 2014, superior a los USD 7.196 millones del 2013.

Esta expansión está relacionada con una tendencia creciente que ha venido observándose en los últimos años, dado principalmente por el auge de los commodities agropecuarios (como soja y carne), además de un mayor desarrollo de empresas industriales.

En ese sentido, la vocación exportadora de productos originarios, que mide la capacidad de un país de vender parte de su producción al resto del mundo, se duplicó en la última década con respecto a los años 90, según Cadep.

Paraguay no solo exporta bienes producidos en el país, sino también se dedica a comprar productos suntuarios de Asia, Europa y Estados Unidos para venderlos nuevamente en su mismo estado a personas de países vecinos.

Este segundo grupo de productos exportados deben ser registrados como parte de las exportaciones totales dado que al momento de ingresar al territorio nacional fueron nacionalizados por la Aduana a través de lo que se conoce como Régimen de Turismo, y posteriormente, en su mismo estado (sin que sufran transformación), son vendidos para su consumo en los hogares del Brasil o de la Argentina.

Más contenido de esta sección
Las ventas al público en los comercios pyme de Argentina cayeron un 25,5% interanual en febrero pasado, golpeadas por la pérdida de poder adquisitivo de los consumidores a causa de la elevadísima inflación, y acumulan un declive del 27% en el primer bimestre del año, según un informe sectorial difundido este domingo.
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.