Interior

Productores itapuenses cuantifican pérdidas millonarias

 

Invernaderos y producción hortícola destruidos, viviendas, tinglados e instituciones educativas destechadas, caídas de árboles, tendido eléctrico, cartelería y pórticos de acceso a comunidades, fueron algunas de las graves consecuencias del fuerte temporal registrado en varios municipios del Departamento de Itapúa.

En la zona de Federico Chaves, distrito de Capitán Miranda, las ráfagas de viento, torrencial lluvia e intensa granizada destruyeron los invernaderos de la producción hortícola, como los cultivos de tomate, morrón, pepino, todos los productos de verdeo, como lechuga, repollo y otras verduras. Los productores de esta localidad estiman millonarias pérdidas de más G. 500 millones.

Las ráfagas de viento alcanzaron una velocidad máxima de 82 km/h. El fenómeno climatológico azotó varias localidades del Departamento de Itapúa, siendo las más afectadas Capitán Miranda y Alto Verá. La fuerte tormenta dejó también a miles de usuarios sin energía eléctrica en diversos sectores.

Asimismo se reportaron viviendas destechadas y derrumbadas, así como también un centro cultural afectado en su estructura en varios sectores de Capitán Miranda. En el casco urbano se registraron caídas de árboles, columnas, cables y carteles, así como también el pórtico de bienvenida en el acceso a la ciudad sobre la ruta PY06, que se encontraba en etapa de construcción.

Otro de los distritos de Itapúa golpeado por el fuerte temporal que se registró en la madrugada fue Alto Verá, donde se reportaron importantes daños estructurales de la Escuela Básica N° 5916 de la localidad de Joveré, cuyo techo se desprendió casi en su totalidad.

A pesar de los cuantiosos daños materiales ocasionados por la tormenta, en términos de beneficio de la lluvia para la agricultura la evaluación es positiva, según dijo Orlando Gallas, jefe de Asistencia Técnica de la Cooperativa Colonias Unidas. En Colonias Unidas hubo 60 milímetros de lluvia. AR/NM

Dejá tu comentario