Sucesos

Preocupa mora de la Justicia en casos de violencia intrafamiliar

 

La morosidad judicial en los casos que tienen que ver con la violencia de género dan la sensación de impunidad, tanto a las víctimas como a las autoridades encargadas de velar por los derechos de las mujeres, inclusive en los casos en que hubo que lamentar la pérdida de vidas.

Un caso emblemático en ese sentido es el de Sabryna Breuer Rodríguez Alcalá, cuyo proceso ya lleva un año y nueve meses y ni siquiera se ha podido realizar aún la audiencia preliminar. El proceso no ha podido avanzar debido a las reiteradas chicanas dilatorias planteadas por la defensa del acusado, su esposo Gerardo Stadecker.

Sabryna Breuer fue hallada muerta en la mañana del 17 de diciembre de 2017, por su esposo Gerardo Stadecker, en el vestidor de su vivienda.

Una vez iniciada la investigación, la autopsia reveló que la mujer falleció tras recibir un golpe seco en el pecho, asfixia y rotura del hueso hioides. Sin embargo, la defensa y el propio acusado insistió desde el principio que la misma perdió la vida a causa de una sobredosis de cocaína mezclada con medicamentos fuertes como morfina y alcohol.

Otros casos de violencia familiar que sufren de la morosidad judicial son las que afectan a Natalia Ávalos, quien denunció al político seccionalero Juan Víctor Molas Turo, con quien mantuvo una relación durante seis años. Sin embargo, al ser víctima de agresiones físicas por parte del político, la mujer denunció a éste por violencia intrafamiliar.

Un hecho peculiar registra este caso. Se trata de la decisión de la fiscala Ana Girala de pedir la desestimación de la causa de violencia familiar y el sobreseimiento del supuesto agresor argumentando en su pedido que no se podría tratar del hecho denunciado, porque la víctima mantenía una relación extramatrimonial con y victimario, lo cual no permitía configurar el hecho punible de violencia familiar. También es recordado en este caso las 120 llamadas perdidas que le hizo Molas a la mujer en un día.

Otras causas que siguen pendientes de resolución por parte de la Justicia son las que involucran a los acusados Víctor Javier Sosa Da Costa, cuya víctima de violencia, de acuerdo a la denuncia, es Liliana Cardozo; Freddy Rubén Llanes Ibáñez. quien fue denunciado por Cynthia Concepción Melgarejo, madre de sus tres hijos. La causa ya viene desde el 2016. La mujer llegó a tener 30 causas judiciales contra del hombre.

También Juan Manuel Ruiz Díaz Codas tiene una denuncia por violencia familiar que inició en el 2013 y sin embargo sigue su derrotero cansino por las oficinas del poder Judicial, sin dar una respuesta a la víctima que lo ha denunciado en su momento.


Preocupación
Preocupados por esta Justicia que no llega, la ministra de la Mujer, Nilda Romero Santacruz, y otras autoridades relacionadas a la defensa de las víctimas de violencia de género acudieron al presidente de la Corte Suprema, ministro Eugenio Giménez, llevando estos casos como emblemáticos por la mora.

Autoridades del Ministerio de la Mujer, de la Defensoría General y abogadas defensoras de las víctimas se reúnen con el presidente de la Corte para manifestar su preocupación por la falta de Justicia.

Dejá tu comentario