Economía

Por ahora, sigue la crisis de reales en Ciudad del Este

 

El sector comercial y empresarial sigue esperando que se destrabe el freno a los envíos de reales al Brasil. Como se sabe, gran parte del comercio de Ciudad del Este se mueve a través de la moneda brasileña y el dólar americano. Los más afectados son los grandes comercios por el volumen de negocio que realizan.

“Todo sigue igual. Todavía no tenemos solución. Va llevar, parece su tiempo por lo que explicaron ellos. Medio que se lavan las manos la gente del Brasil. Pero entre bambalinas el tema está entre los reportes, la justificativa de nuestros bancos con el Banco Central del Brasil”, explica Juan Vicente Ramírez, de la Cámara de Comercio y Servicios de la capital departamental.

Explicó que se espera el resultado de la presentación del informe ante los organismos correspondientes del Brasil. “Una vez que ellos acepten como válido lo que presentó Paraguay sería el disparador para levantar la observación. O sea, Paraguay le justificó, que es legítimo. Me imagino que ese informe debe ser analizado en Brasil por un organismo similar a la Seprelad de Paraguay. Ellos tienen que procesar eso, aceptar y a partir de allí tomar decisiones”.

Aclaró qué el proceso no es automático. Es decir, la sola justificación no implica ya el levantamiento de las restricciones. “Ellos deben estudiar ese informe, procesar, aceptar y a partir de allí tomar decisiones, pero no funciona de forma automática como esperábamos”.

Dijo que hay una disminución de volúmenes de parte de los bancos. Hay un techo más bajo y el problema mayor tienen los que manejan grandes cantidades de reales. “Mi problema no es similar al que tienen las grandes tiendas que facturan mucho. Nosotros tenemos un techo más bajo y estamos operando normalmente, pero las empresas grandes manejan su dinero de manera confidencial, por una cuestión de seguridad no te puede decir cómo ni dónde”.

LEGAL. Ramírez aseguró que las grandes empresas que mueven grandes volúmenes de reales operan de forma legal. “Están trabajando legalmente. Ya vienen trabajando totalmente legal y fiscalizados aquí en el Paraguay y no pueden tampoco efectuar pagos por otras vías y cosas así. Es decir, no le permite el sistema de control que tenemos”. añadió.

En otro momento habló de la situación del comercio fronterizo, mencionando que sigue en caída libre a la espera de una repuntada de la economía brasileña.

Dejá tu comentario