Política

Plantean más recortes al Parlasur y hablan de más de G. 19.000 millones

La bancada del Encuentro Nacional solicitará hoy, durante el estudio del PGN 2020, que se realice una importante disminución en el Presupuesto y que los parlasurianos queden con lo mínimo.

La diputada Kattya González es la principal promotora de que se realicen recortes al Presupuesto del Parlamento del Mercosur y la misma anunció que junto a su colega de bancada, Norma Camacho, plantearán importantes disminuciones al monto destinado a los parlasurianos para el ejercicio fiscal 2020.

De acuerdo a la propuesta a presentarse hoy, el recorte sería de más de G. 19.000 millones y el monto que quedaría sería de G. 4.118.000.000 (ver infografía).

Durante la sesión extraordinaria de ayer de la Cámara de Diputados, González puso sobre su escritorio un arbolito de Navidad, al que llamó “arbolito de la corrupción”, y citando los rubros destinados para los parlasurianos fue colocando los globos decorativos.

“Quisiera que me ayuden a decorar este arbolito que gráfica cuánto se gasta el dinero de la gente en mantener a 18 personas que se llevan del Presupuesto público más de 23.000 millones de guaraníes, que hacen alrededor de 4 millones de dólares”, explicó al tiempo de ir mencionando que en subsidio familiar se les otorga a los parlasurianos G. 24 millones, en salarios G. 1.758 millones, en dieta G. 6.000 millones, en gastos de representación G. 862 millones y en combustible más de G. 1.333 millones.

PLANTEAN MAS RECORTE AL PARLASUR.png

La legisladora indicó que son algunas de las cifras que debería movilizar el pensamiento crítico en una etapa donde verdaderamente necesitamos un Presupuesto austero.

“Este es el árbol de la corrupción, del modelo de estado feudal y clientelar que mantiene a personas simplemente por un antojo de las cúpulas políticas”, añadió.

Argumentando a favor de su propuesta de recorte, González señaló que cada parlasuriano, a pesar de que viaja en avión 5 o 6 veces al año, tiene cupos de combustible de G. 4 millones mensuales. Expresó que son cifras reales y son cifras que se les roba a educación, salud, trabajo e infraestructura y que su propuesta no es populismo.

“Desde la bancada planteamos los recortes y estamos abiertos a las sugerencias para la construcción de un presupuesto que deje de despilfarrar dinero, que se mantienen a 18 personas que nos cuestan al año mil millones de guaraníes”, aseveró.

Mencionó que cada parlasuriano le cuesta a la ciudadanía G. 1.333 millones que sumados en cinco años hace más de G. 6.000 millones.

“Cada parlasuriano en cada periodo nos cuesta un millón de dólares, que pueden servir, si realmente hay voluntad política y se hace la reingeniería del gasto público y dejar de mantener a planilleros”, puntualizó.

Remarcó que se debe dejar de mantener a un órgano, que en otros países miembros del Mercosur, ya están revisando sus conformaciones, de manera tal que sean delegaturas y no por elección popular como se tiene actualmente. “Y esto no es renunciar al Mercosur, es simplemente decir que no nos podemos dar el lujo de pagar a 18 personas, muchas de ellas procesadas por corrupción y esto tiene que ser liderado por los partidos políticos que entienden que la crisis es real”, argumentó mientras seguía colocando adornos al árbol.

SIN INCIDENCIA. El Parlasur fue creado en diciembre del 2005 e inició sus actividades en marzo del 2007. Es una asamblea parlamentaria que funciona como órgano deliberativo del bloque regional Mercosur, conformado por Argentina, Brasil, Paraguay, Venezuela, Uruguay y Bolivia.

El organismo funciona con una sola Cámara y debe sesionar al menos una vez al mes; sus funciones no tienen ninguna incidencia directa con el Gobierno, pero sí implican un costo elevado en gastos.

En mayo pasado, los presidentes de cada país miembro decidieron eliminar la elección directa de los parlasurianos, debido a que el Parlasur es un órgano declarativo cuyas decisiones no son vinculantes para sus integrantes, por lo que para ahorrar dinero sustituirán a los parlasurianos por diputados o senadores.

Cada parlasuriano le cuesta a la ciudadanía G. 1.333 millones que sumados en cinco años hace más de G. 6.000 millones.

Esto no es renunciar al Mercosur, es una reingeniería del gasto público y dejar de mantener planilleros. Kattya González, diputada PEN.

Dejá tu comentario