Turismo

Pirayú propone un paseo lleno de historia y exuberante naturaleza

A 250 años de su fundación, la ciudad apunta con fuerza al turismo. Naturaleza e historia se conjugan en esta localidad de Paraguarí, ubicada a solo 50 kilómetros de Asunción.

El arroyo Madama, Salto Ñandukua y la Cascada Paso Cué son solo algunas de las paradisiacas paradas obligadas en Pirayú, donde la historia paraguaya también tiene especial fuerza, pues la ciudad es sede del Campamento Cerro León, que fue cuartel general del Mariscal López, quien reunió al menos 5.000 soldados para darles instrucción militar durante la Guerra de la Triple Alianza. Recientemente, la Secretaría Nacional de Cultura inauguró las obras de puesta en valor y nueva museografía realizadas en el lugar, que cuenta con visitas guiadas gratuitas.

Salto Madama
El lugar  donde Madame Lynch se refrescaba cuando visitaba al Mariscal López.
El lugar donde Madame Lynch se refrescaba cuando visitaba al Mariscal López.

Este pueblo de casas coloniales y gente amigable, ubicada a 50 km de Asunción cumplió 250 años de fundación el 15 de octubre pasado. Sus autoridades apuestan fuertemente al turismo pues tienen mucho que mostrar, desde sus admirados tejidos típicos artesanales, pasando por sus atractivos naturales y su legado histórico; hasta su histórico templo Nuestra Señora del Rosario, construido por los franciscanos en 1761 y que posee un retablo esculpido por manos de guaraníes y trabajado con policromía. En 2006 fue declarada Patrimonio Histórico Cultural del Paraguay.

Aparte del campamento, se encuentra la estación de tren de Pirayú, construida en 1864 y que fue una de las principales vías de traslado de tropas durante la Triple Alianza hasta la ya desaparecida Estación de Cerro León, y también era utilizada por los soldados para comprobar que el enemigo no se acerque.

EDUVIGIS. Se suma el Solar donde nació el General José Eduvigis Díaz el 17 de octubre de 1833, uno de los héroes máximos de la Guerra contra la Triple Alianza, responsable de uno de los triunfos más importantes del Paraguay en esa contienda, la Batalla de Curupayty. El mismo esta ubicado en el Parque Nacional Gral. Díaz ubicado en la Compañía Cerro Verá y allí se exponen un poco de la historia del general. También en su honor se habilitó Eduvigis Restó-Bar, primer bar temático inspirado en un personaje de la historia del Paraguay. El establecimiento está situado en la diagonal a la Municipalidad de Pirayú y ofrece platos con peculiares nombres, como la Trinchera de Curupayty, lomito de carne con salsa especial y bolitas de papa.

NATURALEZA. Sin duda la famosa Cascada Madama, ubicada en un arroyo a unos kilómetros del centro de la ciudad y de belleza exuberante, es una parada ineludible para quienes llegan a Pirayú. Se cuenta que era el lugar preferido de Elisa Alicia Lynch, donde iba a refrescarse en los días de intenso calor, cuando visitaba al Mariscal. El predio está dentro de una propiedad privada, pero se puede visitar a través de los circuitos organizados por los lugareños.

Los arroyos tienen aguas cristalinas.
Los  arroyos tienen aguas cristalinas.
Los arroyos tienen aguas cristalinas.

También se puede visitar el Salto Ñandukua y la Cascada Paso Cué, que poseen piscinas naturales de aguas cristalinas que invitan al relax. Ambas están en propiedades privadas.

Otro atractiva propuesta es la que ofrece el establecimiento Rancho 7, ubicado en la compañía Ykua Kau, y cuenta con áreas de camping, senderismo, piscina y demás comodidades.

Para quienes desean pernoctar en el sitio, hay numerosas posadas turísticas que ofrecen al visitante, nacional como extranjero, la posibilidad de sentir y disfrutar la cultura, las tradiciones y la gastronomía del Paraguay en simples, confortables y económicos alojamientos turísticos.

Dejá tu comentario