Interior

Pilar continúa anegada y Gobierno reacciona tras un día del diluvio

El presidente de la República y varios ministros acudieron recién ayer a interiorizarse de la gravedad de la inundación. Se formó un centro de operaciones. La SEN empezó a enviar víveres.

El día después de la tormenta significó para muchos pobladores de Pilar observar con resignación que las aguas continuaban en sus hogares, para otros el retorno y emprender la dolorosa recuperación. Eligia López, viuda, con tres hijos, comentó que es el cuarto día que deja su humilde morada.

“Nada pudimos rescatar, la torrencial lluvia no permitió salvar las pocas pertenencias que teníamos”, lamentó. Ella como tantas otras se encuentran alojadas en dependencias de la Facultad de Ciencias Contables de la UNP, esperando que los organismos del Gobierno acerquen la ayuda necesaria para emprender la recuperación.

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y los ministros de Obras Públicas y del Interior acudieron ayer a la capital departamental. El primer mandatario al llegar manifestó que vino a cerciorase que la asistencia llegue a todos los hogares del departamento.

Igualmente, expresó que Pilar contará con una defensa costera definitiva. “Disponemos de un crédito alemán, falta que el Parlamento lo apruebe”, señaló.

Abdo recorrió sitios donde las familias fueron alojadas por la inundación, también llegó al barrio San Antonio para observar el funcionamiento de las motobombas que trabajan para desagotar el agua acumulada.

ASISTENCIA DESDE HOY. El intendente municipal de Pilar refirió que todos los datos de las familias damnificadas ya fueron trasladados a la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) para coordinar la asistencia a los damnificados por el temporal. El viernes a la tardecita llegaron carpas y mantes, y ayer se recepcionaron los alimentos.

El ministro de la SEN, Joaquín Roa, refirió que la ayuda humanitaria esta garantizada para todos los afectados de Pilar y el Ñeembucú. Manifestó que ayer se instaló un centro de operaciones en el aeropuerto Carlos Miguel Jiménez.

Son más de 18.000 familias afectadas por las inundaciones en todo Ñeembucú. La capital, Pilar, es la más afectada, con 10.150 damnificados. Cerrito y San Juan de Ñeembucú están con 1.000 familias afectadas.

El río Paraguay continúa creciendo en Pilar, tras la inusual lluvia del viernes. El aumento de ayer fue de 15 cm, y la altura llegaba a 8,21 metros. La ciudad de Pilar ya está en alerta amarilla. Las fuertes lluvias que se dan desde el domingo 5 de mayo ya dejan un acumulado de más 500 milímetros en Ñeembucú.

Dejá tu comentario