Sucesos

Periodista denuncia tortura de militares en Bella Vista

 

Efectivos militares que cumplen servicio en la zona del Amambay fueron filmados realizando un procedimiento aparentemente irregular en el que alzaron a la fuerza a una camioneta al periodista Roberto Esquivel Gamarra.

El hecho ocurrió en Bella Vista Norte, en el momento en que la supuesta víctima estaba realizando su trabajo.

“Estoy indignado, golpeado en el sentido físico y moral. Solamente me fui para cubrir un trabajo”, refirió el hombre, ayer, luego de ser atendido en un hospital en esta ciudad del Departamento de Amambay.

Esquivel relató como una pesadilla el momento vivido. Comentó que realizaba un recorrido por las calles de la ciudad filmando los comercios de la zona para mostrar los efectos económicos ocasionados por la pandemia del Covid-19, cuando se le acercó un personal militar para agredirlo.

“De sorpresa, apareció el comandante Sergio Espinoza, me quitó el celular con el que estaba filmando. Me acusó de ser espía y de pasar información a la gente del PCC, pero después en la comisaría dijo EPP”, siguió relatando.

El momento de la detención quedó documentado con la filmación de un testigo. En las imágenes se puede ver cómo el comunicador es sometido en el suelo por dos uniformados y luego alzado a la carrocería de una camioneta en medio de empujones.

En ese momento, Esquivel asegura que los uniformados le colocaron un pasamontañas para evitar que su rostro fuese grabado por los testigos.

Manifestó que rogó a los militares porque tenía dificultades para respirar, por afecciones cardiacas que sufre, pero que estos no le hicieron caso.

El periodista fue llevado a la comisaría de la ciudad y luego a un centro asistencial para el chequeo correspondiente.

Esquivel denunció a los uniformados, pero curiosamente el militar también hizo una denuncia. (MC)


Agentes de un destacamento militar de Amambay que hacían control subieron de forma violenta al comunicador que estaba realizando su trabajo, acusándolo de ser informante de grupos criminales.

Antecedente
El periodista Marciano Candia, corresponsal de ÚH en el Departamento de Amambay, también fue golpeado por un efectivo militar durante una cobertura periodística, en el mes de diciembre último. Candia y otros colegas estaban cubriendo el desalojo de un predio militar. El hecho no gustó a uno de los uniformados, que lo agarró del cuello y lo zarandeó de forma violenta

Dejá tu comentario