País

Paraguay espera otra salvadora donación para vacunar a niños

 

A prácticamente un mes de un nuevo año escolar, el inicio de la campaña de vacunación anti-Covid a la población infantil de 5 a 11 años sigue a expensas de la llegada del importante lote de vacunas chinas, donado por Brasil.

En tanto que la firma del contrato para la compra de vacunas pediátricas a Pfizer continúa en compás de espera.

El ministro de Salud, Dr. Julio Borba, estimó que esta semana habría noticias acerca de cuándo Paraguay podrá retirar las 500.000 dosis de CoronaVac cedidas generosamente por el Gobierno del Brasil. Atribuyó a “cuestiones internas” en el vecino país el hecho de que no se pudo disponer del biológico el pasado viernes 14, fecha que inicialmente se había previsto la liberación de ese cargamento de inmunizantes.

“Esperemos terminar con esos trámites pendientes que tienen ellos para poder contar con las mismas desde la próxima semana”, lanzó Borba, que ayer retomó el timón del Ministerio de Salud tras un par de semanas de vacaciones.

Aseveró que lo tocante a la logística, para el traslado de las vacunas chinas, no es inconveniente. Por lo que no pierde la esperanza de que en Brasil se destrabe este proceso administrativo que dilata el arribo de las vacunas pediátricas y, por ende, el inicio del plan de inmunización.

Con respecto a la compra de dosis pediátricas de Pfizer, dijo que mantuvieron una reunión para finiquitar los últimos detalles de la compra. Pero aclaró que “todo va a depender de la aprobación de la Ley de Emergencia”. Esta norma les permitirá firmar contratos directos con Pfizer, por ejemplo.

Se trata de 1,5 millones de vacunas las que se adquirirán para cubrir a una población –en esa franja de edad– que orilla el millón de personas.

BAJA ADHERENCIA

De acuerdo con datos proveídos por la Dirección General de Información Estratégica en Salud (DGIES), hasta ayer al mediodía sumaban 173.923 menores inscriptos en la plataforma Vacunate.

Este número, a priori, dista mucho del esperado en razón a que supone solo 17,7% de la población infantil estimada que asciende a 979.378.

Y lo que las autoridades buscan afanosamente es superar la baja adherencia que se tuvo en el grupo de los adolescentes de 12 a 17 años; al cual solo se llegó a vacunar a 41% con una dosis y a 31% con doble dosis anti-Covid.

Para la presidenta de la Sociedad Paraguaya de Pediatría, Dra. Ana Campuzano, solo niños y niñas que estén vacunados deberían acudir a las aulas, una vez que inicien las clases presenciales este año.

“No vacunar a un niño es atentar contra su vida”, postuló en diálogo con radio Monumental 1080 AM.


virus persistente

www.monumental.com.py

Dejá tu comentario