Economía

Para Capaco, las obras del Metrobús deben replantearse

 

José Luis Heisecke, presidente de la Cámara Paraguaya de la Construcción (Capaco), mencionó que, más allá de que Mota Engil continúe o no en el proyecto Metrobús, el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) tiene que analizar cómo está el emprendimiento, antes que seguir abriendo zanjas. Hace un par de días surgió la información de que la contratista portuguesa ya no seguiría al frente de los trabajos, puesto que su contrato fenece el próximo 23 de diciembre y continúan las quejas.

“No sé si Mota Engil va a continuar, no conozco esa parte. Pero sí creo que el ministerio tiene que parar la pelota, analizar cómo está el proyecto y antes de abrir más zanjas y afectar más comercios tiene que conocer bien y hacer bien el proyecto. Creo que lo están haciendo, lo que pasa es que el tramo que se abrió tiene que cerrarse. No es fácil dejar en esa situación, el Gobierno también invirtió mucho dinero y son meros administradores. La gente que hizo va a tener que rendir cuenta del uso de ese dinero, no es fácil el tema Metrobús”, indicó.

Con relación a una eventual nueva licitación, en caso de concretarse la cancelación del acuerdo con Mota Engil, Heisecke apuntó que el panorama no es sencillo, dado que ahora ya se mencionan más opciones, y no solamente Metrobús. Sean trenes elevados u otras iniciativas, lo que Capaco desea es que el proyecto sea bien claro y la ciudadanía conozca, destacó.

NO HUBO PROYECTO. Enfatizó que el inicio de los problemas del Metrobús ya se dio en el diseño de la obra, puesto que no hubo un plan claro. Con el transcurrir de los meses, la contratista fue descubriendo que los dibujos no coincidían con la realidad, remarcó.

“El Metrobús tiene un problema grave que se inició la obra sin proyecto. Como ejemplo, empezaron a excavar y se dieron cuenta de que debajo de la tierra había cables de ANDE, desagües cloacales, caños de Essap, y muchas veces estas entidades ni siquiera tienen planos de dónde pasan sus caños. Es una falta de proyecto, no hay un plan específico, se tienen que hacer tres o cuatro viaductos. Con el Metrobús, así como está, se tenía que dividir en dos la ciudad”, comentó.

A su criterio, se debe tener empatía con los comerciantes que se manifiestan, dado que están perdiendo dinero desde hace tiempo. Cuestionó que se realicen licitaciones internacionales con elevadas exigencias, si después la empresa extranjera ganadora termina subcontratando al personal paraguayo. Aseguró que las firmas locales tienen capacidad para hacer la obra.

Dejá tu comentario