Economía

Optimismo en siembra de soja, pese a la dura sequía

 

La soja, principal rubro agrícola del Departamento de Itapúa, entra en vigencia esta semana, tras las lluvias de la semana pasada. Miles de productores inician la siembra en medio de un año con sequía, pero sin perder el optimismo en redondear una buena campaña.

De hecho, el inicio de la temporada se caracteriza por falta de lluvia, aunque en algunos sectores hubo entre 60 y 80 milímetros de agua caída hace ocho días. Los que comienzan a sembrar esta semana igualmente esperan la lluvia para su germinación, en pocos días más. Los anuncios meteorológicos hablan de precipitaciones para el fin de semana venidero, de registrarse será sumamente importante para el éxito de la siembra y germinación.

En esta zafra se espera la siembra de unas 700.000 hectáreas en Itapúa, cantidad que constituye el 30% de toda la producción nacional de la oleaginosa. “Esta semana hay un gran ruido en las chacras porque los productores comienzan a sembrar aprovechando la época ideal, además las precipitaciones de la semana pasada cayeron en un momento oportuno, tras varias semanas de sequía; inclusive se anuncian más lluvias para el sábado y domingo, lo que será muy oportuno”, indicó Orlando Gallas, jefe de asistencia técnica de cooperativa Colonias Unidas.

TEMPRANERAS. Una importante superficie de la siembra que se está llevando a cabo corresponde a variedades tempraneras que podrán ser cosechadas ya en el mes de diciembre. Son áreas que serán cultivadas en su totalidad en esta primera quincena de setiembre. En algunos casos ya hay parcelas en las que están comenzando a germinar y están en la primera etapa de su desarrollo vegetativo, son áreas sembradas antes de las lluvias de la semana pasada.

En tanto, las variedades de ciclos más largos serán sembradas en octubre, un mes caracterizado por las lluvias, aunque los pronósticos no anuncian grandes precipitaciones, inclusive para el resto del 2021. “A pesar de las adversidades climáticas, existe un buen ambiente entre los agricultores porque aun siendo un año difícil se está pudiendo sembrar y seguramente en los próximos días se plantará la mayor cantidad de superficie”, dijo Gallas.

De hecho, varios años, la siembra tempranera sufrió retrasos, debido a la falta de lluvia. La temporada del año 2019, la soja arrojó muchas pérdidas a los productores y dejó de ingresar al país 1.340 millones de dólares.

Dejá tu comentario