Nacionales

Oleada de acusaciones entre diputados por sesión sin cuórum

La Cámara de Diputados nuevamente no reunió el cuórum para sesionar este miércoles. Ante esa situación, sus miembros aprovecharon para lanzarse varias acusaciones.

Para las 08:30 estaba pactada la sesión ordinaria de este miércoles en la Cámara de Diputados. Sin embargo, a la hora pactada ni siquiera estaba la mitad de los parlamentarios para iniciar la asamblea. Se requiere la presencia de 41 de los 80 parlamentarios para sesionar.

Ante esa situación, la diputada Kattya González, del Partido Encuentro Nacional, denunció que nuevamente sus colegas, sobre todo del sector colorado, incurran nuevamente en la estrategia de dejar sin cuórum la sesión ordinaria y después convocar a otra extraordinaria.

La diferencia radica en que en una sesión ordinaria, todos los diputados tienen el derecho de hacer uso de palabra y referirse a un tema en específico. Mientras que en la extraordinaria se deja eso a un lado y se pasa directamente a tratar los temas en el orden del día.

El presidente de la Cámara de Diputados, Pedro Alliana, señaló que se iba a proceder al descuento de los parlamentarios que no asistieron o llegaron tarde. No obstante, la diputada Kattya González incluso planteó la posibilidad de convocar a los diputados suplentes.

La propuesta estuvo acompañada por la diputada liberal Celeste Amarilla, quien acusó a los colorados de no querer escuchar las denuncias en su contra. Recordó las denuncias que ya realizaron sobre legisladores vinculados al narcotráfico.

También hizo hincapié en los parlamentarios que se beneficiaron con información pública para potenciar sus empresas privadas y que, actualmente, están en contra de la ley de intereses, que está prevista tratar en la Cámara Baja.

Bachi Núñez contra Celeste Amarilla

El cartista Basilio Bachi Núñez no tardó en responderle a Celeste Amarilla, a quien la trató irónicamente como la “Madre Teresa de Calcuta”. Dijo que era la menos indicada para hablar por “comprar su banca” y aprovecharse de licitaciones con el Estado.

Por su parte, el liberal Eusebio Alvarenga lamentó que nuevamente tengan que estar atravesando por una situación vergonzosa por no querer cumplir las reglas establecidas en el reglamento interno de la Cámara de Diputados.

“Nos convertimos una vez más en la Cámara de la vergüenza con reacciones, peleas y rencillas entre compañeros. El único método para direccionar este desbarajuste es aplicando las reglas que tenemos y así pueda funcionar esta Cámara de Diputados”, afirmó.

Mientras que el presidente de la Cámara de Diputados, Pedro Alliana, utilizó su atril para defenderse ante las acusaciones en su contra de beneficiarse al tener una estación de servicios de Petropar.

Sesión extraordinaria

Tras el careo entre varios miembros de la Cámara Baja se procedió a convocar a una extraordinaria. La sesión tiene 20 puntos en el orden del día.

Primeramente, designarán seis legisladores para integrar la Comisión Nacional para el Estudio de los Mecanismos de Recuperación de las Tierras Malhabidas.

Además, entre los proyectos a ser analizados están el proyecto de ley para eliminar los cupos de combustibles para todos los funcionarios públicos; el proyecto que modifica el Código Electoral Paraguayo, la propuesta de normativa que prohíbe el nepotismo en la Función Pública.

Nuevo bochorno en la Cámara Baja

A los gritos. La diputada liberal Celeste Amarilla abandonó la sesión extra de este miércoles en medio de gritos, mientras el colorado cartista Basilio Núñez la tildaba de desequilibrada.

Una vez más, los diputados se destacaron por su masiva ausencia para la hora en la que fue convocada la sesión. La situación hizo que la diputada por el Partido Encuentro Nacional (PEN), Kattya González, pida duras sanciones para sus colegas.

González planteó que aquellos legisladores que no acudan a las sesiones, con la intensión de dejar sin cuórum, sean reemplazados por sus suplentes. “La única forma de que empiece a funcionar esta cámara es que se tomen medidas drásticas”, expresó.

Por su parte, la diputada liberal Celeste Amarilla propuso sesionar dos días por semana (martes y miércoles). Denunció que varios diputados ingresan a la sesión para marcar y se retiran.

“Siempre entran a votar cuando solo les interesa el tema y el resto del día se pasean para atender cuestiones personales y a operadores políticos. Acá los jueves y viernes no vuela una mosca, las comisiones nunca somos más de tres o cuatro”, dijo.

Discusión de diputados Celeste Amarilla y Bachi Núñez

Amarilla hizo alusión hacia el presidente de la Cámara de Diputados, el cartista Pedro Alliana, luego de que este se defendió de los señalamientos que hacen referencia a millonarias deuda que políticos que explotan estaciones de servicio de Petropar tiene con el Estado.

“Esta es una cámara de machos y quien va a llorar por los improperios que se vaya. A mí me dijeron n muchas veces puta y no voy a estar llorando por eso. No podemos estar llorando porque se nos nombró, váyanse de acá”, expresaba.

Ofuscado por las expresiones de Amarilla, el diputado Basilio Núñez se refirió con ironía hacia la legisladora del PLRA.

“Se puede confundir votos con comprar bancas, pedir dos sesiones pero venir cuando queremos o viajar cuando hay temas importantes. Cuantas veces se escapó y llegó tarde”, expresó Núñez.

Dejá tu comentario