Interior

Odontólogo denuncia  nepotismo y privilegios en Chaco

 

El odontólogo Álvaro Ramírez, de la Unidad de Salud Familiar de Carmelo Peralta, denunció que atravesó un mal momento cuando solicitó un permiso para viajar a Asunción para realizar trámites sobre su nombramiento, que logró obtener mediante un concurso de méritos. En principio, el permiso, de cinco días, fue aprobado por el jefe de RRHH y por la directora del puesto.

Luego le recortaron a tres días, aun sabiendo que para hacer viajes hasta Asunción se requiere más tiempo. “Existen funcionarios que gozan de privilegios, hasta se les da permiso por una semana cada mes”, protestó.

Mencionó que cuando retornó de su viaje encontró que Penayo “rompió mi permiso por exigencia del director Tomás Gutiérrez. Hice mi reclamo y me responde que no tuvieron de otra por la presión que recibieron”.

Por su parte, el director, doctor Tomás Gutiérrez, mencionó que el documento no se rompió, solo que el permiso no fue autorizado. “Pidió permiso por cinco días para presentar declaración jurada de bienes, y eso se hace online, excepto la presentación que se hace en un día”, comentó, al mencionar que desde enero el funcionario viene presentando asistencia irregular y permisos frecuentes, “además de presentar reposos por todo”.

Agregó que “como no le dimos el permiso, él se ausentó desde el lunes 27 al 29, y el 30 presentó reposo por diarrea, pero los tres días anteriores fueron ausencias injustificadas, e informamos a Relaciones Laborales, para que puedan dar seguimiento, porque llama la atención que una persona joven se enferme constantemente”.

Ramírez relató que, cansado de las presiones e irregularidades, hizo una nota al jefe de RRHH de la Región Sanitaria, Ricardo Della Valle, con copia al Ministerio de Salud, “denunciando la situación que atravesamos junto con otros compañeros dentro del puesto de salud a cargo de Liz Del Carmen Penayo, que es hermana de padre del director regional Tomás Gutiérrez”, refirió.

Varios compañeros apoyaron su nota, según contó. Después de hacer pública la denuncia fue llamado por el director Gutiérrez, “para pedirme que me retracte, pero no acepté y espero que el Ministerio tome alguna medida”.

Respecto a la denuncia, el director está al tanto y asegura que le dijo al funcionario estar en todo su derecho.

CLAN. El denunciante contó además que todos los familiares del director regional ocupan cargos de jefatura en el puesto de salud, “tal es así que hasta en un momento dado en redes sociales circuló un meme con la imagen del puesto de salud y con la inscripción ‘Clínica Penayo’, haciendo referencia al nepotismo con que se maneja la unidad sanitaria”.

Al respecto, Gutiérrez dijo que si bien hay muchos parientes suyos trabajando en el puesto, la mayoría presta servicios desde muchos años antes que él asuma el cargo. “Yo llevo trabajando un año ocho meses, las personas que él menciona tienen más de 5 a 6 años en la función pública”, comentó y dijo que ellos no pueden renunciar porque él asumió como director. A. M.

Dejá tu comentario