País

Obras de Tres Bocas no contemplan a ciudadanos que viajan en ómnibus

En zona del proyecto vial en Acceso Sur está prohibido que se detengan los colectivos. Usuarios deben caminar cuadras interminables para llegar a las paradas. Odisea duraría al menos un año.

Ciudadanos reclaman que en la zona de Acceso Sur, a la altura de Tres Bocas, donde se realizan las obras del futuro túnel, deben caminar largas cuadras para tomar un micro en la ruta, ya que por disposición del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) los buses no paran en este tramo por precaución.

Vecinos del lugar denuncian que diariamente personas que van a trabajar en horas de la mañana, de tercera edad que llevan bultos del supermercado o embarazadas que asisten al Hospital de Villa Elisa deben caminar infinidad de cuadras para esperar colectivos y comentan que en el lugar no se cuenta con señalización indicando dónde hay paradas de buses.

Asimismo, trabajadores de la zona afirman que las obras que se realizan para la construcción del paso a desnivel causan una disminución del tránsito vehicular, ocasionando una importante baja en las ventas de sus negocios.

Los autos no pueden entrar por varios accesos alternativos que, si bien se asfaltaron, están bloqueados y en los alrededores casi no existe señalización de desvíos y los que no conocen el sitio se pierden en los barrios. Los vehículos ya no pueden estacionar en la zona y los negocios ya comienzan a registrar menor afluencia de clientes y ventas bajas.

“El tema es que ahora para esperar bus es demasiado lejos, hay señoras con niños que pasan diariamente, la gente ya no entra más y me está perjudicando con las ventas, los comercios de la zona están volviendo prácticamente en cero por lo menos la parte de Tres Bocas. El MOPC hubiera habilitado por lo menos una parada. Hay mujeres que trabajan y vienen a la noche y como no les para el bus deben caminar muchas cuadras y les salen los adictos a pedirles plata, es un peligro, sobre todo de noche”, señaló, por ejemplo, Juan Fernández, quinielero de la zona.

El ingeniero Luis Espínola, supervisor de Obras del MOPC, dijo que ya se activó el plan de desvíos y se instalaron los carteles indicativos. Sin embargo, pese a que hay más de 20 accesos opcionales, se colocaron menos de diez carteles.

“Tenemos 35 paradas de ómnibus dentro del plan del desvío que hizo el MOPC, ahora dentro de la zona de obras por seguridad de las personas no pueden parar los colectivos. Ya se disponen de calles alternativas, que fue lo que se hizo en el plan de desvío y dentro de las calles alternativas están establecidas las paradas”, refirió.

Insistió en que por seguridad se prohíbe que se alcen pasajeros, por las maquinarias pesadas. “Antes del inicio de la obra sí pueden parar los colectivos para subir o descender personas que son desde el cruce de Tres Bocas, que son 500 metros, y desde el Cruce de Tres Bocas hacia Ñemby son 500 metros”, refirió Espínola. Asimismo, mencionó que el plazo contractual de la obra es de aproximadamente un año.

reclamos

“Yo soy de Ñemby y no sé en dónde debo esperar colectivo; todos preguntan. Hace rato que estoy caminando, yo vine del hospital y estoy embarazada y cansada, por lo menos tiene que tener una señalización de donde hay parada. Nosotros los peatones siempre sufrimos las consecuencias”, exclamó Belén Cañete, quien se encontraba caminando en la zona de obras buscando una parada de bus.

“Estamos caminando hace mucho tiempo para buscar parada, por lo menos un desvío debe haber para entrar en las paradas de buses y entrar a la ciudad de Villa Elisa”, manifestó María Robles, quien se encontraba con sus hijos.


El MOPC hubiera habilitado una parada. Hay mujeres que trabajan y vienen de noche y deben caminar mucho. Juan Fernández, quinielero de la zona.

Por lo menos un desvío debe haber para entrar en las paradas de buses y poder entrar a la ciudad de Villa Elisa. María Robles, ciudadana.

Dejá tu comentario