Sucesos

Ni parientes de internados del Hospital de Itauguá se salvan de la inseguridad

 

La inseguridad no tiene cura. Un joven que se hacía pasar como pariente de los pacientes del Hospital Nacional de Itauguá merodeaba los pasillos de dicho nosocomio y se alzaba en un descuido de objetos de valor, como celulares, cargadores, dinero en efectivo, entre otras. Operó por varios días en el sitio, hasta que ayer pudo ser detenido por la Policía. Se logró su identificación mediante la filmación de las cámaras de seguridad del hospital.

También se registró un asalto contra una farmacia en la ciudad de Hernandarias, que la policía ya está investigando, así como un asalto domiciliario donde una familia denunció el robo de todo su ahorro de años: Unos 200 millones de guaraníes.

El Itauguá, los agentes policiales montaron una vigilancia en el estacionamiento del Hospital Nacional, esperando la llegado de un joven, plenamente reconocido, que visitaba a diario el lugar, mezclándose entre los familiares de los pacientes internados y alzándose, en un descuido, de sus pertenencias.

Una vez en el lugar, los uniformados dejaron que el joven, identificado como Jonathan Morel (23) realice unos robos y luego procedieron a su detención, recuperando de su poder los objetos hurtados.

una farmacia. En otro hecho de inseguridad, un solitario ladrón robó una farmacia en Hernandarias, a punta de un arma de fuego y obligando a la empleada del local a entregar todo el dinero de la caja registradora y otros objetos de valor. El malviviente se alzó con más de G. 3 millones y un teléfono celular. Todo quedó grabado por las cámaras de seguridad y el asalto duró menos de un minutos.

En el barrio San Roque de la ciudad de San Antonio, un comerciante fue víctima de robo en su domicilio en horas de la siesta del lunes. Los ladrones se llevaron todo el ahorro de la familia de varios años de trabajo, consistente en G. 200 millones, según la denuncia.

Los delincuentes manejaban datos precisos, como donde se encontraba el dinero, también el lugar en que ocultaban una llave de la casa y que nadie estaba en el sitio.

Dejá tu comentario