Política

Negociaciones calientan acuerdos mirando cupos para TSJE y Corte

Entretelones de las negociaciones que terminaron con el enojo de Cartes y la mayoría colorada con apoyo de la izquierda. Quiebre entre colorados se da en medio de pactos para TSJE y Corte.

Sigue la ruptura entre Horacio Cartes y el presidente Mario Abdo Benítez tras la definición de la nueva mesa directiva del Senado, donde fue reelecto Óscar Cachito Salomón como presidente con la ayuda de la izquierda, colorados disidentes y otros opositores.

Si bien el cartismo ganó la pulseada en las internas coloradas en Asunción y derrotó al elegido por Mario Abdo Benítez, esa victoria no le alcanzó para imponer la mayoría en el Senado.

El líder de Honor Colorado apostó con todo para ganar la pulseada al grupo de colorados oficialistas, el Frente Guasu y liberales. En la primera vuelta ya empezaron las fugas que enervaron los ánimos en el cartismo.

Los únicos leales que quedaron con Cartes son los senadores Antonio Barrios y Sergio Godoy. Hubo distanciamiento con Arnaldo Franco, Javier Zacarías Irún y Juan Darío Monges, quienes crearon una bancada independiente y no siguen el libreto oficialista ni de Honor Colorado.

El cartismo pretendía cerrar los números a favor de un candidato elegido. Inclusive sumó el apoyo del sector de Patria Querida.

la estrategia. La idea era prácticamente copar ambas cámaras del Congreso y tener el poder completo. La mayoría en la Cámara de Diputados responde a Cartes, ya que Pedro Alliana sigue al frente.

Lo mismo pretendía hacer en el Senado para acogotar completamente al presidente Mario Abdo Benítez, quien viene sumido en la crisis política y sanitaria.

RELACIONES ROTAS. Tanto en los pasillos del Congreso como en el Palacio de Gobierno coinciden en señalar que las relaciones están rotas entre Cartes y Mario Abdo.

El único que sigue abogando públicamente por la unión de ambos es el senador Silvio Ovelar, quien trata de minimizar el escenario complejo en la ANR.

Inclusive, sigue latente la idea de que desde el Congreso se pueda presionar y conseguir finalmente la renuncia de Mario Abdo, golpeado por el segundo embate de la amenaza de juicio político, los casos de corrupción que salpican a su entorno y la incapacidad para acelerar la llegada de las vacunas contra el Covid-19.

En un “sincericidio”, el propio Ovelar confesó que Marito le pidió votar por Óscar Salomón para la presidencia del Congreso, aportando más elementos para que el cartismo sostenga que hubo injerencia directa del Ejecutivo en la elección de la mesa directiva.

propio proyecto. El papel que jugó el vicepresidente Hugo Velázquez fue llevar agua a su molino. Lo hizo con las internas municipales donde apostó por algunos candidatos a intendentes y concejales a fin de proyectarse con liderazgo para las presidenciales del 2023.

En la elección de la mesa directiva también mantuvo contactos con los senadores para lograr cerrar un acuerdo. En diputados tiene un grupo de legisladores que le responden y le respetan.

Los legisladores observan que Velázquez está muy abierto y trabajando por su propio liderazgo interno en la ANR marcando distancia del actual Gobierno y separado al mismo tiempo del cartismo, luego de algunas diferencias en medio de la crisis.

negociaciones en puerta. La mayoría que eligió la nueva mesa directiva en el Congreso está moviendo otras negociaciones que se vienen.

Están en la mira varios cargos entre los que se pueden citar cupos en la Corte Suprema de Justicia, la Contraloría General de la República y el Tribunal Superior de Justicia Electoral.

Tras las elecciones municipales de octubre habrá dos vacancias en el TSJE. Deben abrirse María Elena Wapenka y Alberto Ramírez Zambonini, quienes cumplirán 75 años, edad límite para permanecer en el cargo. La primera cumplirá el 14 de mayo y el segundo el 21 de abril de 2022.

El primer cupo había sido cerrado con el sector del Frente Guasu. Mientras que el lugar que ocupa Ramírez Zambonini es reclamado por el PLRA.

A nivel de la Corte Suprema de Justicia, habrá un cupo con la salida de la ministra Gladys Bareiro de Módica. Es la próxima que debe dar un paso al costado, pues cumplirá 75 años y debe jubilarse. La misma había ingresado con el respaldo del PLRA.

En la Contraloría General de la República (CGR) quedó Camilo Benítez, vinculado al vicepresidente Hugo Velázquez. Este espacio siempre fue reclamado por referentes de la oposición y quedó en manos de la ANR luego de que Enrique García presentó su renuncia ante las denuncias y la presión que hubo en su contra en el Congreso.


2 ministros del TSJE, María Elena Wapenka y Alberto Ramírez Zambonini, cumplirán 75 años y habrá cupos.

25 votos impusieron a Óscar Salomón como presidente reelecto del Congreso. Cartismo quedó con 15 votos.
2
senadores son leales a Cartes: Sergio Godoy y Antonio Barrios. Hubo fugas de Monges, Zacarías Irún y Franco.

Dejá tu comentario