Mundo

NASA adjudica a Blue Origin y SpaceX contratos del programa Artemis a la Luna

La NASA adjudicó este martes contratos por un total de USD 146 millones a cinco empresas privadas aeroespaciales, entre ellas Blue Origin, del millonario Jeff Bezos, SpaceX y Dynetics para trabajar durante los próximos 15 meses en varios proyectos para el desarrollo del programa Artemis. 

La agencia espacial estadounidense detalló que se trata de cinco compañías estadounidenses que "harán avances hacia conceptos sostenibles de sistemas de aterrizaje humano".

Los contratos adjudicados son para Dynetics, por USD 40,8 millones, Lockheed Martin (USD 35,2 millones), Northrop Grumman (USD 34,8 millones), Blue Origin (USD 25,6 millones) y SpaceX (USD 9,4 millones).

Lea más: La sonda china Chang'e 5 regresa a la Tierra con muestras lunares

El programa Artemis busca "un enfoque seguro y rentable a largo plazo para acceder a la superficie lunar y convertirse en uno de los múltiples clientes que compran servicios en un mercado de transporte lunar".

Gran parte de lo que la agencia desarrolle para la Luna se aplicará a futuras exploraciones en Marte.

La idea de la misión es "permitir un ritmo constante de viajes tripulados a la superficie lunar", indicó la NASA.

Las misiones Artemis incluyen el aterrizaje de la primera mujer y la primera persona de color en la superficie lunar, el envío de un conjunto de nuevos instrumentos científicos y demostraciones de tecnología para estudiar la Luna y establecer una presencia a largo plazo allí.

Entérese más: La NASA anuncia acuerdo con siete países con normas para explorar la Luna

Las cinco empresas "realizarán actividades de reducción de riesgos y proporcionarán comentarios sobre los requisitos de la NASA para cultivar las posibilidades de la industria para misiones de aterrizaje lunar tripuladas", señaló la NASA.

Las empresas desarrollarán conceptos de diseño de módulos de aterrizaje, evaluando su desempeño, diseño, estándares de construcción, requisitos de garantía de misión, interfaces, seguridad, acomodaciones de salud de la tripulación y capacidades médicas.

También mitigarán los riesgos del módulo de aterrizaje lunar mediante la realización de pruebas de componentes críticos y el avance de la madurez de tecnologías clave.

El trabajo de estas empresas ayudará en última instancia a dar forma a la estrategia y los requisitos para una futura solicitud de la NASA para proporcionar transporte regular de astronautas desde la órbita lunar hasta la superficie de la Luna.

Esta colaboración "es fundamental" para lograr los objetivos de exploración lunar Artemisa a largo plazo", dijo Lisa Watson-Morgan, gerente del Programa del Sistema de Aterrizaje Humano.

"Establecerá una economía lunar robusta mientras explora nuevas áreas de la Luna para las generaciones venideras", agregó.

En agosto pasado, la NASA anunció una pausa de más de dos meses, hasta el 1 de noviembre, de los trabajos del Sistema de Aterrizaje Humano (HLS, en inglés) del Programa Artemis, que busca regresar a la Luna, debido a la demanda presentada por Blue Origin contra la agencia espacial por la adjudicación de ese contrato a SpaceX.

En abril pasado la NASA adjudicó a SpaceX, de Elon Musk, un contrato por USD 2.890 millones para llevar de nuevo astronautas a la Luna de forma tentativa en 2024, decisión que tuvo desde el principio objeciones por parte de Blue Origin, que también presentó una propuesta.

Al contrato para el HLS también aspiraba Dynetics y la compañía de Bezos, quien se había asociado con Lockheed Martin Corp, Northrop Grumman Corp y Draper.

El contrato de HLS prevé un lanzamiento y un aterrizaje lunar "tan pronto como en 2024".

Fuente: EFE

Dejá tu comentario