Nacionales

Motochorros balean a una embarazada tras resistirse a un asalto

Una mujer embarazada quedó herida este martes tras recibir tres disparos de arma de fuego por parte de motochorros, al resistirse a un asalto en la ciudad de San Lorenzo. Dos sospechosos fueron detenidos por la Policía Nacional y se recuperaron las pertenencias de la víctima.

La víctima fue identificada como Wilma Castillo Noguera, de 30 años, quien está embarazada de tres meses. Recibió tres disparos de arma de fuego, dos en el cuello y uno en la espalda, por parte de dos motochorros, quienes le despojaron de su aparato celular, además de su cartera con documentos personales.

El hecho se registró a las 10.00 aproximadamente, en la vía pública, sobre la calle Avelino Martínez casi Arsenales, frente al depósito del Ministerio Público.

La mujer estaba caminando cuando fue interceptada por dos hombres, quienes circulaban a bordo de una motocicleta, el acompañante descendió con arma de fuego en mano y le exigió la entrega de sus pertenencias. Aparentemente, se resistió y ahí recibió los disparos.

Fue auxiliada por un ciudadano a bordo de un vehículo particular hasta el Hospital Materno Materno Infantil de San Lorenzo. Posteriormente, fue derivada hasta el Hospital de Trauma, donde se encuentra internada.

El comisario Carlos Aguilera, director de Policía del Área Central, manifestó a Última Hora que la mujer está lúcida y fuera de peligro.

Detenidos dos sospechosos

Tras el hecho, la Policía Nacional detuvo a dos sospechosos identificados como Marco Brítez Armoa, de 26 años, y Roque Javier Vera, de 43 años; este último posee antecedente por robo agravado (año 2006), posesión y tenencia de estupefacientes y drogas peligrosas (año 2014), robo con resultado de lesión grave (año 2014).

Del poder de Brítez se incautó una motocicleta de color negro, mientras que en poder de Vera se encontró un revólver calibre 22 milímetros con siete cartuchos en los alveolos, de los cuales tres fueron percutidos.

Además, se recuperó una cartera con documentos personales y el aparato celular de la víctima.

Ambos están recluidos en la Comisaría 1ª Central de San Lorenzo, a disposición del Ministerio Público.

Dejá tu comentario