24 jul. 2024

MNP confirma torturas en “la hora 25" y otros castigos en Academil

El Mecanismo Nacional de Prevención contra la Tortura (MNPT) confirmó la existencia de prácticas generalizadas de tortura y maltratos en la Academia Militar Francisco Solano López. Los cadetes también pasan hambre y van al baño recién desde las 23:00 para no ofender a superiores.

Academil 1.png

Varias familias denuncian que sus hijos fueron torturados en la Academil.

Foto: Academil.

El informe del Mecanismo Nacional de Prevención contra la Tortura (MNPT), elaborado luego de varias denuncias, confirma “prácticas generalizadas” de tortura contra los cadetes, las cuales están en conocimiento de los oficiales a cargo de la Academia Militar Francisco Solano López.

De acuerdo al documento, el 16,98% de los 56 entrevistados refirieron haber sufrido golpes como castigo físico por faltas reales o supuestas.

El 65% respondió haber presenciado cómo otro cadete era golpeado y un 45,5% testimonió haber sido castigado mediante el método de tortura denominado trípode, consistente en apoyarse en el piso con la cabeza por horas y formar un arco con las piernas, sin apoyo de las manos.

Si bien en el reglamento de la Academil está expresamente prohibido como castigo físico el trípode, el 20% confirmó haber sufrido este tipo de castigo.

Lea más: Padres de ex cadete temen represalias tras denunciar tortura en Academil

“Los comandantes incitan a realizar maltratos, no lo hacen, pero incitan a los oficiales y a los de 4º año que lo hagan y ven que se haga. Los oficiales y todos saben a qué hora pasa y no hacen nada”, destaca el informe.

El 63% de los entrevistados también manifestaron que pasan hambre en las noches, por cenar muy temprano (19:30) y continuar con las actividades hasta altas horas.

A las 22:00 comienza la hora de descanso, que los cadetes aprovechan para realizar actividades que no pudieron hacer en el día, como lavar su ropa, estudiar y hasta hacer sus necesidades fisiológicas o descansar un poco.

La temida hora 25

En el ámbito castrense se manejan varios códigos, muchos de ellos confidenciales y de los que se teme hablar, como la temible “hora 25", que inicia a las 23:00, cuando ya no hay oficiales a cargo y comienza a regir la jerarquía de los cadetes del 4º año.

“Normalmente con todas las actividades que tenemos, a la madrugada tenemos tiempo para hacer nuestras cosas. Malísima experiencia, horario de descanso para tortura, muchas veces se amanece así y nadie controla”, señala un cadete.

Le puede interesar: Cuestionan que Fiscalía no actúe en casos graves

Un padre había denunciado en su momento que durante esa hora, los cadetes superiores someten al resto a torturas como meterle una bolsa en la cabeza, les hacen dormir con ropa mojada, les golpean, les mandan hacer trípode o les meten maderitas entre los dedos de las manos y los pies para luego apretarlos.

También se aplica el aislamiento como sanción, así como las actividades físicas excesivas, conocidas como descuereo. Los cadetes son privados de sus francos, o días libres, para salir del cuartel como castigo.

“A una por no saber el nombre del encargado del cuerpo le hicieron hacer 1.500 veces tenderse y levantarse del suelo”, relata un entrevistado y otro dice que a algunos les hacen hacer ejercicios hasta vomitar.

En cuanto a los tratos humillantes, el 38,46% dijo que fue insultado o humillado, tanto en público como en privado, incluido en presencia de otras personas. También refirieron haber visto a otras personas recibir golpes e insultos dentro de la academia.

El 63% de los entrevistados indicaron que el horario de la cena es a las 19:30 y que posteriormente deben continuar con sus actividades.

Entérese más: Humillaciones, violencia rutinaria e impunidad en la Academil

“Cenamos temprano y dormimos tarde, tenemos hambre terriblemente. Justamente por el hambre hay algunos cadetes antiguos que venden sándwich con gaseosa por G. 10.000”, manifestó un entrevistado

Un cadete mencionó que en la hora 25 también se aprovecha para hacer las necesidades fisiológicas, ya que en el día se tiene que pedir permiso para las mismas y que la utilización de los baños se encuentra supeditada a que estén desocupados por los superiores y no encontrarse con un alumno de 4º año.

El ingreso a los sanitarios por parte de cadetes de primero, segundo y tercer año durante la presencia de un cadete de cuarto año representa en la lógica de estos últimos una afrenta al grado, desconocimiento de la antigüedad y los habilita a que puedan recurrir a un castigo.

IEN02.o.pdf

Tipos de castigos

Los tipos de castigos físicos van desde el apysa rapo, consistente en dar un golpe con la palma de la mano en las orejas, ya sea en una oreja o en ambas al mismo tiempo, además de golpes en la mano, los pies y las nalgas como los más comunes.

También se encuentra el kuã’i pysã jopy, consistente en presionar los dedos de las manos o los pies colocando entre los mismos un objeto o bolígrafo para posteriormente apretarlos, causando un fuerte dolor.

Nota relacionada: Familiar relata los maltratos que sufrió uno de los cadetes torturados en Academil

El beso del infante, consiste en golpes de puño en la mandíbula con ambas manos y de manera sincronizada. El trípode, consistente en apoyar la cabeza en el suelo en forma de arco con los pies y sin apoyo de las manos, es una de las prácticas más graves.

Desesperación del infante es un castigo en el que el cadete es colocado en el suelo o en una silla con la cabeza cubierta con una bolsa y una toalla húmeda y se procede a derramar el agua, generando un nivel de desesperación por la falta de oxígeno.

Razones para los castigos

Las razones de los castigos pueden deberse a no presentarse correctamente uniformado, uniformes desprolijos, zapatos y fusiles sucios, mal afeitado, pelo largo, no cumplir con la orden, eludir alguna actividad, eludir alguna formación, insubordinación, que pueden derivar en las máximas sanciones muchas veces.

De igual manera, se encuentran como faltas graves no mostrar mucha energía cuando se forma, no cantar bien, además de tener prohibido el uso del celular en todo el establecimiento militar.

Las razones del castigo en general son muy rebuscadas, como un botón desprendido e interpretación del largor del cabello, el doblado del pañuelo, entre otros hechos.

Castigos sicológicos

La pérdida del franco consiste en no salir el día libre fuera del cuartel y la pérdida de esto supone un castigo sicológico para el cadete y es una práctica recurrente utilizada por los oficiales.

El informe revela que existe una aceptación y normalización del maltrato verbal, gritos, humillaciones y amenazas con el fin de intimidar a una persona, causándole miedo y angustia, siendo esta reiterativa y progresiva.

“Le encerraron en el baño y Ie denigraron y no le iban a soltar hasta que llore. Le agarraron entre tres de cuarto año”, relata un cadete.

Algunos familiares refieren que no duermen y viven preocupados y con miedo, como también recibieron amenazas de muerte.

Tipos de descuereos

El descuereo o actividad física extenuante es una práctica común de castigo o tortura y entre ellos se encuentran el cambio de rodilla, consistente en zancadas con las manos en la nuca, colocando una pierna hacia delante con la rodilla doblada y el pie apoyado en el suelo, mientras la otra pierna está colocada detrás.

Tenderse y levantarse del piso es también otro de los castigos, también conocido como burpees, donde el cadete debe realizar varias repeticiones sin descanso.

Caballería ligera es otra de las prácticas y consiste en flexionarse y levantarse del suelo abriendo los pies y las manos.

La marcha rastreante con el codo, consiste en tumbarse en el suelo boca abajo y avanzar apoyando el peso en los codos. Suelen hacerse en las barracas y para desplazarse debajo de las camas.

Los cadetes afectados evitan acudir a la Sanidad para atender sus lesiones, ya que esto es visto como una debilidad por parte incluso de la Sanidad y rige una suerte de ley del silencio, según el informe.

Horarios de actividades de los cadetes

Los cadetes se levantan entre las 05:00 y 05:30 y a las 06:00 comienza el trote, seguido por limpieza e higiene, desayuno a las 08:00, clases hasta las 11:30, almuerzo, posteriormente limpieza de dormitorio, formación lista, nuevamente clases de 14:00 a 16:00 y merienda, seguida de deportes a las 17:00.

El aseo está marcado a las 18:00 y la formación a las 18:30, mientras que la cena es a las 19:00 y la práctica de canciones patrióticas a las 22:00. A las 22:00 es la hora de descanso.

El informe fue elaborado por el Mecanismo de Prevención de la Tortura, con apoyo interinstitucional de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Senadores y de Diputados, tras denuncias de torturas y maltratos a aspirantes y cadetes de la Academil.

Más contenido de esta sección
La familia de Renato Rojas Talavera, de 2 años, decidió retirarse del juicio oral y público durante la exposición de la resolución del Tribunal de Sentencia, que ya apuntaba a la absolución de la médica Laura Sena por la muerte del pequeño en un sanatorio. “El día de mañana puede ser uno de sus hijos”, sostuvo la abuela.
El Tribunal de Sentencia, integrado por Juan Francisco Ortiz, Manuel Aguirre y Rossana Maldonado, absolvió a la pediatra Laura Sena, única acusada por el presunto homicidio culposo del niño Renato Rojas Talavera, de 2 años, fallecido en el Sanatorio Migone en agosto del 2019. La votación fue de dos contra uno.
El ministro de Educación, Luis Ramírez, informó que a finales de agosto se realizaría el examen de evaluación docente, suspendido por la presunta filtración de los documentos y que afectó a más de 56.000 postulantes.
Concejales municipales de Concepción elevaron sus voces contra el titular de la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap), Luis Fernando Bernal, acusándolo de negarse a invertir en los gastos operativos de la planta de tratamiento de esta ciudad.
Un hombre recibió un disparo en la pierna, en medio de un tiroteo, durante una pelea entre grupos rivales. Ocurrió este domingo en el barrio Ricardo Brugada, más conocido como La Chacarita, de Asunción.
Un enfrentamiento a tiros entre la Policía Nacional y delincuentes dejó un fallecido en Ciudad del Este. Tres lograron darse a la fuga, abandonaron un automóvil a orillas del río Paraná, en el peligroso barrio San Rafael.