Sucesos

Mina dice que “condenaron a muerte” a su hermana

 

“Este muchacho le condenó a muerte a mi hermana y a nosotros a unas cadena perpetua...”, expresó Mina Feliciángeli ante el Tribunal de Sentencia que juzga a Matías Raúl Bilbao Fassardi, acusado como supuesto autor del crimen de Olga Feliciángeli.

El juicio oral inició ayer ante los jueces María Luz Martínez, Elio Rubén Ovelar y Víctor Alfieri. El procesado, desde el penal de San Pedro, en compañía de un defensor Público, participó del juicio oral por vía telemática.

Al inicio, el Tribunal rechazó el pedido de excluir como prueba la copia de un expediente penal contra el acusado, por una causa por tentativa de homicidio y robo agravado.

Después, declararon Jorge Vargas Feliciángeli, hijo de la víctima, quien declaró que su tío Eladio Feliciángeli le avisó de la muerte de su madre. Alegó que llegó al lugar, ingresó al dormitorio donde estaba el cuerpo de su madre.

El testigo también dijo que faltaban su teléfono celular y su tableta, que él le había regalado. Reconoció también en juicio oral la computadora que hallaron en poder del procesado. Además, el cuchillo con el que le infligieron 16 puñaladas.

EMPLEADA. Después, declaró Zulma Morel Zárate, ex empleada de la víctima, quien halló el cadáver por la tarde, ya que no despertaba y entró para ver. La misma alertó al hermano, quien finalmente avisó al hijo y a su hermana.

Otra que declaró también fue la periodista Herminia (Mina) Feliciángeli, hermana de la víctima, quien comentó que su hermano le avisó. Que, después se comunicó con el comisario Nimio Cardozo, donde le avisó del crimen.

Comentó anécdotas de su hermana, sobre el carácter y que era innecesario el homicidio, ya que estaba débil porque se recuperaba del Covid-19. Además, que un tal Gustavo Vázquez le comentó que el mismo acusado, días antes, casi mató a su sereno. “Incluso, creyó que lo había matado, por eso le dejó, pero al final sobrevivió”, aseguró.

Reflexionó sobre lo innecesario del crimen. Remarcó que en el Paraguay no hay pena de muerte, pero “condenaron a muerte a mi hermana y a nosotros a una cadena perpetua”, alegó.

Por la peligrosidad y los varios hechos, la querella pedirá 30 años de cárcel y 10 años de medidas de seguridad. El juicio sigue el jueves a las 12:30, con 5 testigos.

Dejá tu comentario