Política

Marito se escuda en Cartes en medio de crisis por corrupción

 

El presidente Mario Abdo Benítez y el líder de Honor Colorado, Horacio Cartes, se reencontraron esta vez en las instalaciones de la planta industrial de Cementos Concepción (Cecon), propiedad que posee el ex presidente en la localidad de San Lázaro.

El mandatario busca congraciarse con Cartes en medio de las amenazas de juicio político, escándalos de corrupción que salpica a su entorno, interpelación a su jefe de Gabinete y la pérdida de credibilidad.

Hubo un almuerzo privado entre Mario Abdo, el vicepresidente Hugo Velázquez y el ex director de Itaipú José Alberto Alderete (posicionado en las filas del cartismo).

El presidente de la República aparece con Cartes buscando de esa manera apaciguar la crisis que generan los casos de corrupción en el Gobierno. Evita tocar el tema y hace una férrea defensa a su gestión debilitada a casi dos años y medio de haber llegado al sillón presidencial.

RENUNCIA. El presidente defendió su gestión y desafió a sus detractores que le hagan escuchar alguna grabación de una promesa de gobierno incumplida. Si es así, aseguró que inmediatamente presentará su renuncia.

“Pueden traerme una grabación de todo lo que yo dije en campaña. Si una cosa que dije que iba a hacer, por más difícil que sea, y hoy no está en proceso, renuncio mañana”, afirmó el mandatario tras inaugurar viviendas en Concepción.

Ante el último escándalo de corrupción que destacó un oscuro negociado que estaba haciendo el jefe de Gabinete, Juan Ernesto Villamayor, con los emisarios del venezolano Juan Guaidó sobre la deuda que tiene Paraguay con PDVSA, desde el sector del Frente Guasu hubo una amenaza de juicio político.

El problema es que no suman los votos necesarios ante el bloqueo que hace el cartismo en Diputados.

Mario Abdo responde en sus discursos que sus principales detractores no hicieron nada cuando estuvieron al frente del Ejecutivo, como en el tema de la seguridad energética y la ejecución de obras.

Afirmó que la gente que le critica todo el día es porque le cuesta aceptar la administración, a pesar de los desafíos, como la pandemia y la crisis económica.

“Yo agradezco la gestión de Obras Públicas, porque en dos años de gestión hicimos más de 2.000 kilómetros de ruta y esto ya no es discurso, sino un hecho”, expresó el mandatario destacando el trabajo de su ministro Arnoldo Wiens (Obras Públicas), cuestionado por el gasto millonario de USD 2 millones en la pasarela construida en la zona de Ñu Guasu favoreciendo a la empresa Engineering que ya logró embolsarse con más de 50 contratos en lo que va de la gestión de Abdo.

Dejá tu comentario