Política

Marito se defiende y desafía que responderá con obras a incrédulos

 

El presidente Mario Abdo Benítez volvió ayer a defender su gestión y dijo que responderá con obras a aquellas personas pesimistas e incrédulas que atacan su administración.

Admitió que necesita mejorar la comunicación estatal, uno de los puntos cuestionados a su Gobierno.

El mandatario estuvo de gira ayer por la localidad de Tte. Irala Fernández, Presidente Hayes, donde se trasladó para inaugurar viviendas para pueblos indígenas.

Ante las fuertes críticas que recibe su Gobierno, Mario Abdo sacó a colación que organismos internacionales como la Cepal destacan que Paraguay puede ser el país en la región con menor cantidad de muertos por coronavirus y con menos impacto económico.

“Hay esperanza. Tenemos problemas. Tenemos desafíos. Son dos años difíciles. El primer año hubo desaceleración económica y este año la pandemia, pero Paraguay sigue trabajando y creciendo. Ese es el compromiso con la ciudadanía, trabajar. La mejor respuesta a aquellos incrédulos y a los pesimistas es que con el silencio y con argumento poder seguir inaugurando obras y demostrar realizaciones”, sentenció el mandatario.

LOAS, PERO AFUERA. El presidente dijo que mientras a nosotros no nos gusta reconocer nuestros propios éxitos por mezquindad y visión electoralista de las políticas públicas, en el exterior están destacando las acciones realizadas para contener el coronavirus.

“Todos los organismos multilaterales e internacionales hablan de que las decisiones que se tomaron le van a permitir a Paraguay tener menos muertos y ayer salió el informe de Cepal de que será el país con menos impacto en su economía”, aseveró.

El mandatario reconoció que falta mejorar la comunicación estatal. “Le traje al ministro de Comunicación (Alejandro Peralta Vierci). Le saqué de su oficina para que venga a mirar y para que fortalezcamos nuestra comunicación con la gente”, apuntó, poniendo en el ojo de la gente a uno de sus ministros también cuestionados por la falta de resultados.

Abdo busca demostrar que a pesar de la crisis por la pandemia sigue activando. Inclusive, ayer, al entregar las viviendas a los indígenas, dijo que tiene un desafío personal de ser el presidente que más ha acortado la brecha de deudas históricas con los pueblos originarios.

Para sostener su discurso citó las obras que está impulsando en el Chaco con una inversión de USD 2.000 millones como la Ruta Bioceánica, la Ruta de la Leche y la reconstrucción del tramo que une Pozo Colorado con Concepción.

El mandatario reiteró que a pesar de los cuestionamientos no está en sus planes cambiar a los ministros Julio Mazzoleni, de Salud Pública, ni a Eduardo Petta, de Educación, quien recibió el voto de censura del Senado y no cuenta con el apoyo ni de los referentes de Colorado Añetete.

Insistió en su discurso en la necesidad de lograr la reconciliación y la unidad entre los paraguayos. Justamente a nivel interno, el presidente no está pudiendo apaciguar los ánimos y sus aliados empiezan a cuestionar su administración. El senador Enrique Bacchetta cuestionó que Abdo Benítez siga manteniendo a ciertos colaboradores, a pesar de que hay fuertes críticas por parte de la ciudadanía.

Inclusive habló de la necesidad de hacer una cirugía en el Gobierno para posicionar sus acciones.


La mejor respuesta a aquellos incrédulos y a los pesimistas es el silencio y seguir inaugurando obras.
Mario Abdo Benítez,
presidente de la República.

Dejá tu comentario