Política

“Mario Abdo tiene agenda oculta y busca dominar negocio en Itaipú”

La designación de González como director en Itaipú abre nuevo capítulo de desconfianza hacia la gestión presidencial. La politóloga Cecilia Vuyk alerta de las señales turbias que da este Gobierno.

El Gobierno de Mario Abdo Benítez tiene una agenda oculta en Itaipú y el premio de la designación de Federico González como director paraguayo muestra que están siguiendo una hoja de ruta para favorecer a empresas amigas y grupos de poder.

Así lo asegura la politóloga y especialista en temas energéticos Cecilia Vuyk, quien dijo que esta agenda oculta tiene tres pasos fundamentales.

El primero es que el Gobierno apunta a privatizar la energía, el sector eléctrico, para que un pequeño grupo de empresas amigas del poder se queden con la energía. Acotó que este plan ya tuvo avances y un hecho es que se permitió que desde las mismas instalaciones de Itaipú se pueda comercializar la energía. Es un paso para que eso lo hagan las empresas privadas amigas del poder, remarcó.

En segundo lugar sostuvo que la emisión de nuevas deudas de Itaipú representa algo peligroso y más aún la emisión de bonos desde la Entidad. Eso saltó a la luz utilizando como excusa la pandemia y el ex ministro Benigno López lo había planteado a su par brasileño.

Además, Vuyk, una de las que impulsan la campaña Itaipú Ñane mba’e, dijo que se pretende seguir utilizando a Itaipú como “salvavidas de los distintos grupos de poder en crisis”. “El mismo rol de Itaipú de oxigenar a los grupos de poder y que está en la mira de los diferentes sectores”, dijo.

libreto itamarati. Reflexionó que la designación de Federico González como director paraguayo de Itaipú es un nuevo premio a los entreguistas del acta bilateral. Afirmó que muestra con claridad que Abdo sigue el libreto de Itamarati, que busca seguir beneficiando a un pequeño grupo de empresas extranjeras en contra del interés nacional.

“Esta designación no puede ser aceptada y esta entrega que el gobierno viene haciendo debe ser frenada”, apuntó Vuyk. Sostuvo que 2021 es un año clave para la negociación de Itaipú y la recuperación de la soberanía.

Añadió que el nombramiento se suma al regalo de reyes que dieron Itaipú y el Gobierno paraguayo a Furnas para fortalecer el sistema eléctrico brasileño con USD 200 millones. “Hay una agenda oculta que el Gobierno viene llevando y que es la agenda real, el interés real de hacer que Itaipú siga siendo para unos pocos y que Itaipú siga sirviendo a las grandes empresas extranjeras en contra del interés nacional”, apuntó.

etapa clave. La especialista en tema energético consideró que este es un año clave. Argumentó que primero ambos gobiernos (Mario Abdo y Jair Bolsonaro) están en una etapa de gobiernos salientes, último año antes del inicio de las campañas generales y posterior cambio de gobierno en Brasil. “Tenemos dos gobiernos que están apurados por negociar porque claramente tienen interés de quedarse con el negocio. Eso ya lo vimos con claridad en el ejemplo de Leros, que fue frenada con la lucha de la ciudadanía en el 2019”, recordó sobre la crisis que casi llevó al juicio político a Mario Abdo y Hugo Velázquez.

Afirmó que Mario Abdo y Bolsonaro están apurados en avanzar y adelantar la negociación que ya fue planteada de forma oficial por el Gobierno paraguayo.

Dijo que este 2021, la deuda corrupta y saldada por el pacto de gobiernos corruptos está terminando de ser completada. El año que viene debe bajar la tarifa y luego en 2023.

“Estamos ante un año de muchas movidas que serán públicas porque esta agenda oculta del Gobierno se viene moviendo constantemente y que saltó a la luz con el acta bilateral denunciada en el 2019”, indicó.

Remarcó que el Gobierno lo que está haciendo es ganar tiempo para avanzar con su agenda oculta. Se creó la Comisión Asesora para controlar el proceso y desde el inicio denunciaron el objetivo de esta administración.

Hay una agenda oculta que el Gobierno viene llevando, el interés real de hacer que Itaipú siga siendo para unos pocos.


Tenemos dos gobiernos que están apurados por negociar porque claramente tienen interés de quedarse con el negocio.
Cecilia Vuyk, politóloga.

Dejá tu comentario