Economía

Maquiladora local exporta a Japón yates para alta mar

 

Rosalía Ciciolli

rcicioli@uhora.com.py

Las embarcaciones se construyen en una fábrica que opera en Chaco’i bajo el régimen de maquila, exclusivamente para el mercado nipón. Una de las principales características de estos yates radica en la fortaleza de su casco, que los hace insumergibles.

A pesar de no tener salida directa al mar, Paraguay se está abriendo camino en la poderosa industria de las embarcaciones con calidad internacional y tecnología de punta para navegar en las turbulentas aguas oceánicas, y que son producidas para abastecer exclusivamente al mercado japonés. Fabricar una unidad para este exigente mercado insume un trabajo de tres meses, la cual, una vez finalizada, es trasladada hasta la isla del Sol Naciente en barcos transatlánticos, que zarpan desde los puertos de Montevideo (Uruguay) o el de Iquique (Chile).

La empresa Acuamundo SA, con asiento en Chaco’i, fabrica estos yates desde el año 2014, bajo el régimen de maquila, cuya firma matriz se denomina Hobby World Marine y está radicada en Estados Unidos, aunque opera con capital japonés, al igual que en Paraguay. Las embarcaciones producidas son de la línea Good Go, de 28 pies, en los modelos TE288, TE289 y TE2810, que son fabricados exclusivamente para abastecer la alta demanda del mercado nipón. Del mismo modo, desde este año la firma fabrica deslizadoras de entre 16 y 18 pies –que se hacen on demand (bajo pedido)–, para el mercado paraguayo. Justamente, una de estas deslizadoras fue la estrella rutilante de la Expo Maquila, que se realizó la semana pasada en la sede de la Unión Industrial Paraguaya (UIP).

“Estas embarcaciones están equipadas con la última tecnología existente en el mercado en la actualidad y con la fortaleza principal de que son insumergibles. Los yates cuentan con una tecnología que permite que –en caso de que se lleguen a partir en dos– sigan a flote”, explica Pedro Escobar Medina, gerente general de Acuamundo SA, quien se encargó de informar sobre las bondades de sus yates en la Expo Maquila.

Escobar Medina expresó que durante este año comenzaron a producir embarcaciones de menor porte para el mercado local, para responder a la cada vez más alta demanda de deslizadoras de primer nivel y con la intención de llenar ese nicho.

“Las líneas de embarcaciones fabricadas para el Japón son el resultado de un trabajo realizado en base a moldes. El casco es de fibra de vidrio y se fabrica totalmente aquí en Paraguay, con cientos de componentes que llevan tres meses armar”, resalta.

INVERSIÓN. Fabricar una unidad insume una inversión que ronda entre los USD 70.000 y 150.000, dependiendo del modelo, aunque ese monto solo representa el valor agregado que se le da a nivel nacional, pues el producto pertenece a la empresa matriz que es la que se encarga de enviar todos los materiales necesarios para la fabricación. Una vez concluido el producto, a cuenta y orden de la empresa matriz de Estados Unidos, se envía el mismo al cliente final, en Japón. “El precio final en el mercado de este país oscila entre USD 220.000 y USD 240.000, dependiendo del modelo del yate solicitado”, explica.

Escobar Medina expresa que la fábrica tiene actualmente la capacidad de producir un yate cada tres meses, aunque proyectan aumentar la fuerza productiva actual, pero para eso precisan más mano de obra capacitada, lo que no resulta fácil de conseguir a nivel local.

“Capacitar a la mano de obra nos lleva un tiempo de formación de alrededor de dos años. En estos momentos, la fábrica cuenta con 40 empleados, entre personal administrativo y de producción. No obstante, el grupo apunta a incrementar en al menos diez veces más esa capacidad productiva”, alega el ejecutivo.

Dejá tu comentario