Sucesos

Madre y padrastro de Yuyu dicen que los tratan como a criminales

 

Luego de 15 días de la extraña desaparición de Juliette, de 7 años, en Emboscada, la madre de la niña, Lilian Zapata, y su pareja Reiner Oberuber, de nacionalidad alemana, realizaron una filmación que fue publicada en un canal de YouTube, en el que manifiestan su preocupación por encontrar a la menor. Hoy se cumplen 16 días de la desaparición de la pequeña Yuyu.

En un momento de la filmación, el padrastro de la nena anuncia el ofrecimiento de una recompensa de 10 millones de guaraníes para quienes den información que ayude a encontrar a la niña.

La pareja decidió romper el silencio y salir a hablar de la difícil situación que están pasando, 15 días después de la desaparición.

La publicación del video coincide con el mismo día en que el fiscal Carlos Maldonado dispuso la incautación de dos vehículos del padrastro de Yuyu, tras el allanamiento de dos inmuebles de la familia.

Esto se debe a que en uno de los rodados, una camioneta Ford, blanca, los investigadores hallaron rastros de sangre que están siendo analizados.

Sobre las sospechas de los investigadores, el padrastro y la madre de la niña aseguran en la grabación que el Ministerio Público no tiene fundamentos en contra suyas y que les tratan como si fuesen criminales.

con esperanzas. Entre llantos, la madre de Juliette manifiesta que sigue teniendo esperanzas de encontrar a su hija. “Pienso que al despertarme, me voy a encontrar con ella. De día me imagino verte caminando, te extraño. No veo la hora de volver a verte”, exclama la mujer.

Además, afirma que no puede más buscarle a la niña porque la Fiscalía los investiga a ellos y le quitaron sus teléfonos celulares.

El hombre, por su parte, en un contacto con Telefuturo, se preguntó: “¿Qué hay detrás de esto? Porque no tiene sentido la agresividad y el enfoque hacia mi persona”.

investigación. Los investigadores siguen de cerca los movimientos realizados por el hombre, de nacionalidad alemana.

Varios relatos de allegados de la familia, a los que accedió el Ministerio Público en calidad de testigos, coinciden en que el padrastro acostumbraba a dar maltratos a la niña Juliette. En varias ocasiones, el hombre se mostró impaciente y poco tolerante con la pequeña y una de las niñeras precisó a la Fiscalía que el extranjero se refirió de manera despectiva hacia Yuyu por su condición de niña con capacidades diferentes.

La hermana de Yuyu, de 10 años, ya fue repatriada a Francia, donde fue junto a su padre biológico. Antes de viajar, la menor declaró ante una especialista en sicología de la Fiscalía, en Cámara Gesell.


La pareja asegura que la Fiscalía no tiene fundamentos en su contra para tenerla como sospechosa y ofrece recompensa de G. 10 millones para quienes den datos que ayuden a encontrar a la niña.

Dejá tu comentario