Sucesos

Los policías peluqueros, músicos y mozos cobran exposición al peligro

 El estudio sobre el pago de las bonificaciones por exposición al peligro que reciben los uniformados de la Policía, presentado la semana pasada en el Congreso, demuestra que no solamente cobran los agentes que están sin funciones, como publicamos ayer, sino también aquellos que no hacen labores específicas que tienen que ver con seguridad.

Esta bonificación que cobran los agentes de las fuerzas públicas es por la labor que ejercen en el resguardo de la seguridad y el combate a la delincuencia común y al crimen organizado. Sin embargo, todos los oficiales superiores, oficiales subalternos y suboficiales reciben este beneficio.

El informe menciona que en setiembre del 2018 el Estado pagó 29,6 millones de dólares en concepto del mencionado rubro a los 22.912 uniformados en servicio.

Un total de 1.564 oficiales superiores y generales (subcomisarios, comisarios, comisarios principales, y comisarios generales inspectores, directores y comandante) cobraron 19.426.059.216 guaraníes. Mientras que 21.348 oficiales subalternos (oficiales ayudantes, primeros, segundos, e inspectores) y todos los suboficiales cobraron G. 152.709.212.568.

DIVISIONES. Dentro de la Policía Nacional existen uniformados de distintas áreas, los de la banda de música, los de intendencia que son administrativos y de insumos, los de sanidad que son de la parte médica y que sirven en el Hospital de Policía Rigoberto Caballeros, los investigadores técnicos que realizan tareas investigativas y los de orden y seguridad que están en las unidades tácticas, en calles, comisarías, hacen servicios de escoltas y coberturas.

En el informe sobre los pagos de bonificaciones por exposición al peligro se encuentran casos bastante llamativos de oficiales y suboficiales que ejercen una labor no ligada a la seguridad.

Los que trabajan en las oficinas de archivos, de estadísticas, los de comunicaciones, los administrativos, los de mantenimiento e incluso los que ejercen labor religiosa cobran el rubro.

Sin dejar de mencionar que todos los uniformados del área de sanidad y los oficiales y suboficiales músicos también reciben la bonificación por exposición al peligro.

Entre los más llamativos de los pagos por peligrosidad encontramos la nominación de fotocopista, también los cocineros y sus asistentes, como los peluqueros, los limpiadores, el encuadernador, el archivero, y el jefe de la Sección Vestimenta. En la infografía detallamos en grupos y sus funciones.

Y a esto se les suman también los que simplemente siguen activos como policías pero no tiene una labor específica, pues según el estudio existen 1.745 uniformados que están sin funciones, y que de igual forma siguen cobrando su salario y también el rubro de peligrosidad.

En el Congreso se había debatido la semana pasada reglamentar el pago de la bonificación por exposición al peligro que tienen los policías, dentro del Presupuesto General de la Nación, sin embargo, quedó como está.

Embed

Dejá tu comentario