Economía

Los agroempresarios apoyan proceso de destitución del presidente Lugo

Gremios de la producción impulsaron el pedido de juicio político, que hoy es ejecutado por los parlamentarios. Consideran que la salida de Fernando Lugo devolverá la institucionalidad al país.

El sector que pidió desde un principio el juicio político a Fernando Lugo sostiene que con la destitución del mandatario se terminará el régimen que les dio espacio "a los guerrilleros y facinerosos" (en alusión a los carperos) y que conllevó al escenario de inestabilidad en el país.

Regis Mereles, presidente de la Asociación de Productores de Soja, Cereales y Oleaginosas (APS), considera que es oportuno el juicio político a Lugo, pues con ello se puede devolver la institucionalidad al país, debido a que han ganado fuerza, bajo esta administración, "los guerrilleros, que solamente sumaron preocupación, imposibilitando el trabajo tranquilo en el campo". Agregó que se espera que se cumpla con la Constitución y se restituya la calma luego de la crisis, cuyo detonante fue la muerte de 17 personas en Curuguaty.

El agroempresario agregó que Lugo "debería irse a su casa para responsabilizarse de sus hijos y de las mujeres que embaucó durante su desempeño como obispo".

Por su parte, Héctor Cristaldo, presidente de la Coordinadora Agrícola (CAP), confirmó que el sector productivo pidió públicamente el uso de la herramienta legal (por el juicio político) y que los legisladores impulsaron la medida sin que los productores hayan realizado un lobby para lograr el escenario actual. Indicó que en el campo se vive mucha preocupación.

ESTADO DE DERECHO. A su vez, Fidel Zavala, vicepresidente de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), indicó que el hecho de que Lugo sea enjuiciado no representa que sea culpable. Precisó que se debe recuperar el estado de derecho, factor perdido en este Gobierno.

Por su parte, la ganadera Maris Llorens, dijo que no era necesario llegar a este escenario plegado de incertidumbre. Agregó que la imagen del país proyectada en el extranjero da pena, generándose muy poca intención de inversiones.

RELACIÓN TORMENTOSA. Desde que lanzó su candidatura, Fernando Lugo se encontró con una clase productiva desconfiada. Ni bien asumió la presidencia, los agroempresarios se convirtieron en uno de sus principales escollos teniendo en cuenta que los reclamos elevados desde este segmento no tuvieron eco.

Como antecedente, se puede recordar que el sector productivo solicitó en setiembre de 2010 una audiencia con el titular del Ejecutivo, que fue denegada. Sin embargo, el hoy presidente enjuiciado recibió ese mismo día a dirigentes sociales vinculados a ocupaciones.

La presión del sector productivo, respaldada por parlamentarios, también colaboró para que el juicio político cobre fuerza.

TRACTORAZO, SUPEDITADO AL DESENLACE

La medida de fuerza denominada Tractorazo marcha por camino seguro y apunta a una jornada pacífica el lunes 25 de junio, pese al escenario que se suscita, luego de la decisión de llevar a juicio político al presidente de la República, Fernando Lugo, por mal desempeño.

Si bien hasta ayer estaba fija la realización de la movilización, finalmente depende en gran medida del proceso que se presente en estos días, que podría dejar destituido al número 1 del Ejecutivo antes del lunes 25.

Es decir, la destitución de Lugo podría frenar el desarrollo de la protesta de los productores.

Dejá tu comentario