22 feb. 2024

Las huellas del Marzo Paraguayo en las páginas del diario Última Hora

El relato detallado de los eventos de la conturbada semana, que comenzó con la muerte de Argaña y terminó con el ascenso de Cubas Grau a la presidencia, forma parte de los 50 años de ÚH.

Uno de los eventos históricos más importantes de los últimos años de la República fue el Marzo Paraguayo, que ocurrió en 1999 tras la muerte del entonces vicepresidente Luis María Argaña, cuyas circunstancias a días de cumplirse 24 años de aquel martes 23 de marzo, aún no se han esclarecido del todo. La situación conmovió la política y derivó en el exilio del general Lino César Oviedo, en el asesinato de jóvenes manifestantes y la renuncia del presidente Raúl Cubras Grau. La sucesión de eventos fue acompañada y ocupó las principales páginas del diario Última Hora.

La primera edición de Última Hora de aquel martes 23 de marzo de 1999 estampaba en la tapa Campesinos marchan de nuevo por una solución, con la noticia de la llegada de estos a la capital para exigir al Parlamento la condonación de sus deudas, tal como sigue ocurriendo tanto tiempo después. Ese hecho se proyectaba como la principal noticia a desarrollarse en el día, hasta que súbitamente ocurrió un atentado.

Asesinaron a Argaña se veía en grandes letras en la portada de la segunda edición de ÚH de ese mismo día, con una enorme fotografía del parabrisas de la camioneta donde se encontraba el político, con rastros de balas. Otra imagen, cedida por Canal 9, mostraba el cuerpo inerte de Argaña. Un lazo negro se agregó a la edición, al lado del logo del diario.

Todo lo referente al evento se presentó bajo la etiqueta de Magnicidio en Paraguay y ocupó 16 de las 96 páginas. Una crónica del hecho; las repercusiones políticas, con declaraciones de congresistas y el propio presidente de la República; las reacciones de los seguidores de Argaña, posturas de instituciones, como la Iglesia, etc.; e incluso una amenaza de bomba en el Palacio de Justicia fueron abordados ese día en el periódico.

MIÉRCOLES. La primera edición del día siguiente tituló en la tapa Luto, caos e indignación con una fotografía de cascos azules avanzando contra manifestantes. Acusaciones directas a Lino Oviedo, la postura de la OEA, las primeras investigaciones con la toma de declaraciones de testigos, huelga de sindicatos de trabajadores y la puesta en duda de la existencia de francotiradores en la escena del crimen, formaron parte de las noticias de ese ejemplar.

Juicio a Cubas fue el titular de la segunda edición acompañado de una fotografía de manifestantes frente al Congreso, donde los Diputados aprobaron el proceso. Otra foto con el multitudinario adiós a Argaña también figuraba en la tapa. Detalles de la revoltosa sesión de los legisladores y los primeros identikits de posibles responsables del asesinato aparecieron en las páginas del diario.

JUEVES. La edición matutina de ÚH del jueves 25 titulaba Senado inicia hoy el juicio político a Cubas, acompañado de una fotografía de Lino Oviedo escoltado por militares y otra imagen del féretro de Argaña en medio de una gran multitud. Empieza una vida política diferente destacaba un titular con declaraciones del entonces obispo de la Diócesis de San Pedro, Fernando Lugo. Declaraciones del papa Juan Pablo II y del presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, también figuraron en el diario.

VIERNES. Crecen el caos y la incertidumbre en todo el país fue el titular de la tapa de los dos ejemplares del viernes 26, acompañada de una fotografía que registraba el momento exacto de la explosión de un petardo. Detalles de la sesión del Senado y declaraciones de Cubas, quien se aferraba al cargo, además de evaluaciones de los presidentes de los países vecinos, los rumores de un golpe y registros fotográficos de los enfrentamientos frente al Cabildo, integraron las páginas del ejemplar.

SÁBADO Y DOMINGO. La edición del fin de semana de ÚH, del 27 y 28 de marzo, presentó una demandante incógnita en la tapa: ¿Hasta cuándo, Cubas?, en alusión a los conflictos desarrollados en las plazas frente al Cabildo, en un intento de desalojar a los manifestantes y que terminaron con la muerte de cuatro jóvenes. Una fotografía de un manifestante en el suelo en medio de un charco de sangre figuraba en la tapa. La etiqueta El país en crisis reemplazó al anterior Magnicidio en Paraguay.

Impactantes imágenes fueron impresas en esa edición; en una de ellas, un herido es sostenido por otros manifestantes, otro, en el suelo, está rodeado de personas que tratan de reanimarlo. Aparece una de las fotografías que entraron en la historia, la de los jóvenes con el cuerpo y rostros pintados con los colores de la bandera del país.

Lunes. El lunes 29, con un montaje fotográfico que contenía el texto de la renuncia y la firma de Raúl Cubas Grau y como fondo la imagen de los manifestantes frente al Cabildo, se leía en la tapa: El pueblo resistió y triunfó, en alusión a la dimisión del entonces presidente y a la asunción de Luis González Macchi al cargo, cuya fotografía jurando se estampó de igual modo en la portada.

El juramento del nuevo presidente y sus primeras declaraciones, la conformación de su gabinete, las celebraciones en las calles y las repercusiones internacionales fueron los asuntos abordados en las páginas del diario, que reemplazó aquella etiqueta que inició como Magnicidio en Paraguay y luego fue El país en crisis, a otra titulada Paraguay Vive.

También estaban en las letras de aquel diario contenidas las esperanzas de un futuro mejor para el país. Un anhelo que pesa en espera.

Más contenido de esta sección
El mandatario decidió crear el fondo nacional de alimentación escolar esperando un apoyo total, pues quién se animaría a rechazar un plato de comida para el 100% de los niños escolarizados en el país durante todo el año.
Un gran alivio produjo en los usuarios la noticia de la rescisión del contrato con la empresa Parxin y que inmediatamente se iniciaría el proceso de término de la concesión del estacionamiento tarifado en la ciudad de Asunción. La suspensión no debe ser un elemento de distracción, que nos lleve a olvidar la vergonzosa improvisación con la que se administra la capital; así como tampoco el hecho de que la administración municipal carece de un plan para resolver el tránsito y para dar alternativas de movilidad para la ciudadanía.
Sin educación no habrá un Paraguay con desarrollo, bienestar e igualdad. Por esto, cuando se reclama y exige transparencia absoluta en la gestión de los recursos para la educación, como es el caso de los fondos que provienen de la compensación por la cesión de energía de Itaipú, se trata de una legítima preocupación. Después de más de una década los resultados de la administración del Fonacide son negativos, así como también resalta en esta línea la falta de confianza de la ciudadanía respecto a la gestión de los millonarios recursos.
En el Paraguay, pareciera que los tribunales de sentencia tienen prohibido absolver a los acusados, por lo menos en algunos casos mediáticos. Y, si acaso algunos jueces tienen la osadía de hacerlo, la misma Corte Suprema los manda al frezzer, sacándolos de los juicios más sonados.
Con la impunidad de siempre, de toda la vida, el senador colorado en situación de retiro, Kalé Galaverna dijo el otro día: “Si los políticos no conseguimos cargos para familiares o amigos, somos considerados inútiles. En mi vida política, he conseguido unos cinco mil a seis mil cargos en el Estado...”. El político había justificado así la cuestión del nepotismo, el tema del momento.
A poco más de dos semanas del inicio de las clases en las instituciones educativas oficiales, nos encontramos frente a un desolador y conocido panorama: el abandono de las escuelas públicas. En un rápido recorrido de UH por algunos establecimientos se comprueban pisos hundidos, techos con goteras, letrinas en vez de baños, sin acceso a energía eléctrica o agua potable. Ese es precisamente el estado de la educación pública en el Paraguay, un país desigual que les niega las mínimas oportunidades a sus niños y jóvenes.