Economía

La venta de dólares del BCP aumentó en 31,2% en setiembre

 

La presencia del Banco Central del Paraguay (BCP) en el mercado cambiario se incrementó de manera importante en setiembre de 2019, con operaciones de venta de divisas por valor de USD 102,4 millones. Este monto es superior en 31,2% respecto a los USD 78 millones que la banca matriz inyectó en agosto pasado y constituye casi el 10% del total de USD 1.053,2 millones vertidos a la economía local, en lo que va del corriente año.

De esta manera, se observa un esfuerzo mayor por parte del BCP para detener la escalada de la cotización del dólar frente al guaraní, que este año atraviesa por un mix de factores internos y externos que elevan el valor de la moneda norteamericana. No obstante, las operaciones de venta realizadas en el noveno mes del año no alcanzan aún al máximo de USD 286 millones registrado en mayo (ver infografía), mes en que se observó el nivel más alto de la cotización del dólar, con un promedio de G. 6.243.

El economista Gustavo Rivas considera que el mercado cambiario continuará con el BCP como el único actor capaz de verter dólares al sistema para satisfacer la incesante demanda, por lo que estimó que la presión al alza sobre la cotización de la moneda norteamericana persistirá por lo menos hasta fin de año.

Pronosticó que recién con los primeros resultados de la campaña agrícola actual, previstos para el primer trimestre de 2020, se tendrá un mayor ingreso de divisas al país. Destacó además que la mayor presencia del ente emisor en el mercado cambiario se traduce en ventas diarias de USD 5 millones en promedio, durante las últimas semanas.

El dólar se cotizó ayer a G. 6.403 en el mercado mayorista, según registros del BCP, y cálculos de Bloomberg revelan que el guaraní es la moneda con mayor devaluación en la región (solo superado por el peso argentino), con un índice de 7,48%, según el comentario semanal de la casa de bolsa Basa Capital.

La suba del valor de la divisa estadounidense se relaciona con elementos externos, como la incertidumbre que genera la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que lleva a los inversionistas a refugiarse en el dólar por considerarla una moneda fuerte. Este elemento anuló los efectos de las reducciones de las tasas de referencia de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED, por sus siglas en inglés).

A nivel interno, el menor ingreso de divisas que genera la caída de alrededor de 20% de las exportaciones de carne y soja produce un alza en la cotización del dólar. Para los próximos meses se prevé una mayor demanda por parte de los importadores, ante la llegada del mayor movimiento comercial típico de la temporada de fin de año.

Dejá tu comentario